Nueva masacre en Córdoba, esta vez atribuida al Clan del Golfo, deja tres muertos

Noticias destacadas de Judicial

El hecho se presentó en la vía entre San José de Uré y Montelíbano. Al parecer, miembros del Clan del Golfo asesinaron a tres personas, dos de ellas menores de 18 años. 279 personas están desplazadas luego de la primera masacre de esta semana, que ocurrió el lunes pasado.

En menos de una semana, dos masacres se han presentado en el departamento de Córdoba. La más reciente, en la vía entre San José de Uré y Montelíbano. De acuerdo con la organización Cordobexia, fueron asesinados tres hombres, dos de ellos eran menores de 18 años. Las primeras versiones indican que las tres personas se movilizaban por la carretera desde Montelíbano y habrían entrado a una zona controlada por el Clan del Golfo, conocido en la zona como Autodefensas Gaitanistas. Al parecer, este grupo armado estaría asesinando a cualquier persona desconocida que entre a una “zona prohibida”.

(En contexto: Los “Caparros” habrían cometido masacre y desplazamiento en Córdoba)

En la masacre murieron dos jóvenes de 15 y 16 años y un hombre de 46 años. La fundación explicó que “debido a que la puja por el control del territorio que se libra a sangre y fuego entre los grupos paramilitares del Clan del Golfo y los Caparros, toda persona desconocida que esté en territorio de influencia directa o de manipulación de un grupo o del otro será asesinada”. El pasado lunes, el grupo rival del Clan del Golfo, los Caparros, habrían perpetrado otra masacre en la vereda La Cabaña ubicada en el municipio San José de Uré (Córdoba). Allí, tres personas fueron asesinadas por miembros de ese grupo armado. Se trataba de dos adultos mayores y su hijo, todos familiares del concejal municipal Manuel López.

Luego de asesinar a la familia, Los Caparros les dieron un ultimátum a los habitantes de la vereda para que desocuparan sus predios antes de la una de la tarde de ese lunes. De acuerdo con la denuncia de Codobexia, con la amenaza de Los Caparros de “mochar cabezas”, los habitantes de la vereda se desplazaron al casco urbano del municipio de San José de Uré. El pequeño municipio cordobés nuevamente se preparó para atender la emergencia a la que se le suma otro agravante: la pandemia.

Durante años, la región del sur de Córdoba ha sido azotada por una guerra sin cuartel entre el Clan del Golfo y Los Caparros, quienes no han dejado de operar a pesar de la emergencia sanitaría. Pedro Acosta, director de la Corporación para el Desarrollo Social Comunitario (Corsor), le dijo a este diario que “la gente está muy atemorizada. Dieron la orden de no retornar a los territorios. Además de las victimas de la masacre, entre los desplazados hay personas que los Caparros amenazaron”.

El polideportivo de San José de Uré ha fungido como albergue en el día. De acuerdo con Acosta, en la noche los desplazados han pedido refugio en hogares de familiares y amigos para pasar la noche, pero muchos no han corrido con tal suerte. Según el Alcalde de San José de Uré, Custodio Liborio Acosta, 15 desplazados tuvieron que pasar la primera noche en el polideportivo. Según Cordobexia, “no es un albergue humanitario, no hay dormitorios, no hay agua potable, no hay baños”.

(Le puede interesar: Los detalles de la guerra a muerte entre el Clan del Golfo y Caparros en Córdoba)

De acuerdo con el censo realizado por las autoridades, un total 116 familias conformadas por 275 personas de la vereda La Cabaña fueron desplazadas tras las amenazas de Los Capararros. Entre estos, hay 31 niños menores de cinco años y 108 entre los 6 y 17 años. Asimismo, hay 144 mujeres. Líderes sociales y autoridades de la Alcaldía de San José de Uré se reunieron está tarde en el en comité de justicia transicional en donde se habló de cómo atender la emergencia humanitaria.

“Se habló del tema de seguridad, no hay seguridad ni garantías para la gente y hasta ahora se está haciendo la valoración y esta tarde se va a hacer un concejo de seguridad con el alcalde para abordar la situación”, explicó Acosta. De está reunión quedaron en firma algunas medidas que las autoridades del municipio ya empezaron a ejecutar. Por ejemplo, organismos que están atendiendo la emergencia en la zona le dijeron a este diario que la Alcaldía está entregando kits de bioseguridad con el apoyo de Blumont.

Además, el Mecanismo Interseccional de Respuesta en Emergencia (MIRE), un consorcio humanitario conformado por cuatro organizaciones internacionales apoyará las labores de saneamiento y salud. Por otra parte, durante la reunión la Alcaldía del municipio anunció que enviará la Unidad para las Víctimas (Uariv) una solicitud para la entrega de alimentos y otros implementos como colchonetas, sabanas y toallas.

De acuerdo con Acosta, “la alcaldía va a garantizar los alimentos los primeros ocho días a la espera de que la Gobernación también apoye. San José de Uré es un municipio pequeño que no tiene toda la fuerza administrativa para atender la emergencia”. Por su parte, el Ejército aseguró el lunes pasado que se encontraba realizando operaciones para dar con los responsables de esta masacre. Asimismo, la Policía llegó a la vereda La Cabaña con la intención de investigar lo sucedido.

Según Cordobexia, “en el sur de Córdoba patrullan más de tres mil integrantes del Ejército, Policía, Armada y Fuerza Aérea que obrando con el nombre de la fuerza de tarea conjunta Aquiles, hacen presencia en los municipios”.

(Le puede interesar: En el sur de Córdoba, la violencia continúa)

Comparte en redes: