En Norte de Santander

Secuestran a ganadero en la región del Catatumbo

El general Mauricio Moreno, de la segunda División del Ejército, dijo que Willington Vergel Ascanio fue interceptado por seis hombres armados en la carretera entre los municipios de La Playa de Belén y Ábrego, en inmediaciones de la región del Catatumbo.

En esa zona, que hace parte del departamento de Norte de Santander, operan distintos grupos armados ilegales. Cortesía

Hombres fuertemente armados secuestraron en el departamento de Norte de Santander, fronterizo con Venezuela, al ganadero y comerciante Willington Vergel Ascanio, cuyo padre también fue raptado hace años y del cual no se sabe nada, informó en las últimas horas la Policía. (Le podrían interesar: “No sabemos quiénes fueron los captores”: general Mejía sobre el secuestro de Cristo José)

"Es muy dura la situación de seguridad (...) primero fue mi padre (Luis Alfonso Vergel), de quien hasta el momento no sabemos nada de él y ahora mi hermano. Ya no sabemos qué hacer ni cómo superar esta situación que nos ha afectado por años", dijo a la emisora Caracol Radio Karina Vergel, hermana del secuestrado.

El brigadier general Mauricio Moreno, de la segunda División del Ejército, dijo a medios locales que Willington Vergel Ascanio fue interceptado por seis hombres armados en la carretera entre los municipios de La Playa de Belén y Ábrego, en inmediaciones de la región del Catatumbo. (Lea también: Denuncian agresiones a población civil en Catatumbo por miembros del Ejército Nacional)

En esa zona, que hace parte del departamento de Norte de Santander, operan distintos grupos armados ilegales, como el Ejército de Liberación Nacional (ELN), el Ejército Popular de Liberación (EPL) –también conocidos como Pelusos–, bandas criminales y narcotraficantes que se disputan los cultivos de coca y las rutas del narcotráfico.

Según los primeras informaciones, el ganadero fue secuestrado en su hacienda y se lo llevaron en una camioneta hacia un sector denominado Chorreras. Los secuestrados cambiaron luego de vehículo e incendiaron el usado inicialmente. Según las autoridades, este año han sido secuestradas al menos nueve personas en Norte de Santander, acciones atribuidas a grupos guerrilleros y delincuencia común. (Le sugerimos: Más de 44.000 menores de edad en grave peligro por constantes ataques en el Catatumbo)