Seguidores del Nacional fueron atracados en pleno centro histórico de Cartagena