Segundo investigado por ataque a la Escuela General Santander, a la cárcel

Un juez de garantías de Yopal decidió que Wilson Arébalo debe estar detenido mientras la investigación continúa. Según la Fiscalía, Arébalo condujo la camioneta con la que se cometió el atentado hasta Bogotá, donde se la entregó a José Aldemar Rojas.

La Fiscalía le imputó a Wilson Arébalo los delitos de rebelión y financiación del terrorismo, por el atentado contra la Escuela de Cadetes General Santander el pasado 17 de enero, en Bogotá.Mauricio Alvarado - El Espectador.

Wilson Arébalo Hernández, capturado este miércoles por su supuesta participación en el atentado contra la Escuela de Cadetes General Santander, fue enviado a la cárcel por un juez de garantías, de Yopal (Casanare). La Fiscalía General de la Nación le imputó a Arébalo los delitos de rebelión y financiamiento del terrorismo.

El hombre también es conocido como alias Chaco, sería, según la Fiscalía, miembro del Ejército de Liberación Nacional (Eln). Fue capturado este miércoles en la madrugada, durante un operativo conjunto entre la Policía y el CTI, en la vereda La Primavera, en Arauquita (Arauca).

(Lea aquí: La conexión Arauca con el atentado a la Escuela de la Policía).

Cuando ocurrió el atentado, el pasado 17 de enero, que acabó con la vida de 21 personas, Arébalo se presentó ante la Fiscalía, de manera voluntaria, para expresar que él le había vendido la camioneta Nissan Patrol (modelo 93). En esa ocasión, Arébalo aseguró que su única relación con el Eln era esa transacción comercial por la que recibió $25 millones y que era ganadero en la región.

Aun así, la Fiscalía dijo que se realizaron pesquisas para rastrear los pasos de Arébalo y en estas se estableció que, aunque aseguró que no había viajado recientemente a Bogotá, las celdas de ubicación de su celular indicaban que sí lo había hecho. El ente investigador también aseguró que condujo el carro de Arauca a Yopal, luego a Villavicencio y desde allí hasta Bogotá para entregarle la camioneta a José Aldemar Rojas, quien la llevó hasta la institución de la Policía donde detonó.

Con Arébalo, ya son dos las personas en poder de las autoridades, acusados de su supuesta participación en el atentado contra la Escuela General Santander. El primer detenido fue Ricardo Andrés Carvajal, quien es investigado por homicidio agravado y terrorismo. A pesar de esto, Carvajal, en una carta revelada por el senador Gustavo Petro, aseguró que “fui hostigado para declararme culpable”.

837192

2019-01-31T15:49:35-05:00

article

2019-01-31T20:23:54-05:00

lbotero1_940

none

Redacción Judicial

Judicial

Segundo investigado por ataque a la Escuela General Santander, a la cárcel

75

2956

3031