Exsenador Otto Bula, capturado por caso de corrupción de Odebrecht

La vicefiscal María Paulina Riveros anunció que Otto Bula fue detenido porque, al parecer, recibió parte de un soborno por US $4,6 millones del gigante brasileño de la construcción, entre 2013 y 2014.

EFE / Fiscalía.

La vicefiscal María Paulina Riveros aseguró que, en medio de las pesquisas para descifrar quiénes en Colombia recibieron sobornos por parte de la constructora brasileña Odebrecht, se estableció un segundo nombre: el del excongresista Otto Bula. Según expresó Riveros, Bula fue contratado por Odebrecht en agosto de 2013 con el propósito de asegurarse de que esta compañía consiguiera el contrato de la vía Ocaña-Gamarra, en el marco de la construcción de la Ruta del Sol.

(Puede interesarle: ¿Qué obras y qué líos tiene Odebrecht en Colombia?)

Otto Bula, explicó el fiscal, ya fue capturado. Es el segundo arresto que se produce en menos de 48 horas por el escándalo Odebrecht, pues el jueves pasado el turno fue para el exviveministro de Transporte, Gabriel García Morales, quien se supone desde el Instituto Nacional de Concesiones (Inco, que hoy es la Agencia Nacional de Infraestructura - ANI) estructuró la licitación del Sector 2 de la Ruta del Sol para favorecer a la Concesionaria Ruta del Sol S.A.S., en la cual Odebrecht, a través de dos de sus empresas, es social mayoritaria. 

De acuerdo con la investigación de la Fiscalía, para conseguir una adición al contrato del Sector 2 de la Ruta del Sol, Odebrecht pagó US 4,6 millones de dólares que fraccionó. Otto Bula, exsenador liberal, fue contratado el 5 de agosto de 2013 por Odebrecht "mediante la modalidad de 'honorarios por resultado o cuota de éxito', con el objeto de obtener el contrato de la vía Ocaña-Gamarra a favor de la Concesionaria Ruta del Sol S.A.S.", indicó el organismo investigativo.

Luego de que se produjera la primera captura por este escándalo de corrupción, la del exviceministro de Transporte Gabriel García Morales, el fiscal Martínez anunció que le seguían la pista a, por lo menos, otras cuatro personas que habrían recibido sobornos de Odebrecht a cambio de asegurar que esta empresa constructora recibiera contratos en Colombia. La captura de Otto Bula, que se realizó a mediodía de este sábado según confirmó el CTI, haría parte de ese grupo de cuatro posibles implicados.

A Bula le van a imputar cargos por cohecho para dar u ofrecer y enriquecimiento ilícito. La Fiscalía sostiene que al excongresista "se le confió el encargo de obtener la inclusión de ciertas condiciones económicas en el contrato (para favorecer a Odebrecht), que se formalizó a través del otrosí número 6 mediante una adición al contrato del tramo 2 de la Ruta del Sol". Es decir, que sobre el contrato inicial que obtuvo Odebrecht en 2009 a través de una licitación al parecer amañada, se habrían agregado otros contratos directos bajo condiciones impuestas por Odebrecht.

Esas condiciones, señala la Fiscalía, incluirían el número de peajes que tendría el nuevo tramo, el aumento del valor de los peajes que ya existían en la obra que había iniciado Odebrecht y el anticipo de vigencias futuras. Según la licitación de 2009, los pagos para Odebrecht comenzaban en 2011 y terminaban en 2025 por el Sector 2 de la Ruta del Sol. 

Este domingo, además, la Fiscalía continuará con el proceso del exviceministro García Morales, a quien tuvieron que suspenderle la audiencia de imputación de cargos el sábado por razones de salud. García Morales, asegura el organismo investigativo, recibió un soborno de US $6,5 millones a cambio de estructurar la licitación de la Ruta del Sol de tal manera que el único proponente habilitado fuera compañía de Odebrecht y sus socios. 

El Sector 2 de la Ruta del Sol, que entre Puerto Salgar (Cundinamarca) y San Roque (Cesar) comprende 518 kilómetros, le fue adjudicado a Odebrecht y sus socios luego de que sus dos competidores fueran uno inadmitido y otro rechazado. El valor inicial de ese contrato por concesión fue de aproximadamente $2 billones, pero desde entonces, gracias a varios otrosí, Odebrecht y compañía han recibido más de $5 billones del Estado colombiano. Entre esos otrosí, se supone, está ese por el cual la empresa brasileña pagó US $4,6 millones en sobornos al exsenador Otto Bula y a otras personas cuya identidad aún no ha sido revelada. 

Temas relacionados