Semana ya no tendrá que revelar fuente en caso de exviceministra Leyla Rojas

La demandante Leyla Rojas, a través de sus abogados, desistió de que Publicaciones Semana revele la fuente de la investigación del artículo “Pecados de Eike”. Sin embargo, continuará el proceso al considerar que el medio sí incurrió en actos irresponsables en esta publicación.

Esta es la publicación que generó la disputa entre la demandante y Publicaciones Semana.Revista Dinero

La exviceministra de aguas, Leyla Rojas, quien demandó a Revista Dinero de publicaciones Semana por el artículo “Pecados de Eike”, desistió, a través de sus abogados que el medio tenga que revelar los documentos de la investigación y las fuentes. Así mismo, reiteró en su mensaje a la Sala Laboral de la Corte Suprema de Justicia que la intención de la acción legal no es recaer sobre este punto sino “controvertir, con los medios legales que otorga nuestro ordenamiento jurídico el periodismo irresponsable en que incurriera”.

De esta forma los demandantes se sostuvieron en que con dicho artículo “se desconocieron los más mínimos mandatos de la profesión de manera veraz, objetiva e imparcial y el de realizar la contrastación de la información que se pretende hacer pública, mandatos que, lejos de ser exigencias exiguas, buscan evitar sesgos y versiones retorcidas, como las expuestas en las publicaciones demandadas.”.

(En contexto: Fallo de Corte Suprema abriría puerta para obligar a periodistas a revelar sus fuentes)

El 12 de enero de este año se conoció la decisión de la Sala Civil Corte Suprema de Justicia en la que admitió la demanda, a lo cual, Publicaciones Semana acudió al alto tribunal para interponer una tutela contra el magistrado que lleva el caso, Eulin Abreo Triviño, e invocó su derecho al secreto profesional y a la reserva de la fuente, protegidos por la Constitución, así como su derecho a la libertad de expresión. Sin embargo, el 7 de diciembre y con ponencia del magistrado Luis Armando Tolosa Villabona, el alto tribunal le negó la razón.

El medio afirmó en su momento que difundir las fuentes que sustentan el trabajo y las investigaciones periodísticas significa para, cualquier medio de comunicación, su posible expiración, “puesto que esto constituiría que en cualquier juicio se tengan que exponer nombre, correos, teléfonos y demás información que sustente una investigación periodística”. 

Con esta decisión por parte de los demandantes, el proceso continuará para que se defina si efectivamente el medio incurrió en actos irresponsables en la publicación de dicho artículo.