Senador Name negó relación con escándalo de corrupción de Odebrecht

El congresista del Partido de La U aseguró que esta dispuesto a atender los llamados de las autoridades judiciales. "Me siento tranquilo".

El expresidente del Senado, José David Name negó tener vinculación con el escándalo por el pago de sobornos de la empresa brasileña Odebrecht a funcioanarios del Gobierno del entonces presidente Álvaro Uribe Vélez para beneficiarse con la entrega de millonarios contratos de obras públicas en Colombia. El congresista del partido de La U aseguró en un comunicado de dos páginas que está dispuesto a atender las citaciones de las autoridaddes judiciales que adelantan las investigaciones por estos hechos de corrupción. 

"He sido un persistente crítico de todas las maniobras relacionadas con la multinacional Odebrecht en Colombia", precisa Name en uno de los apartes del documento que se conoce después de la publicación de un informe periodístico que lo vinculó directamente con estos hechos. "Desde que se conoció el encarcelamiento de su principal ejecutivo en Brasil - Marcelo Odebrecht- he solicitado que se investiguen a fondo todas las ramificacioness en el país". (Ver ¿Qué obras y qué líos tiene Odebrecht en Colombia?)

“Me siento tranquilo, toda mi información es abierta al público y acudiré a la autoridad competente tan pronto sea necesario para responder ante lo que se quiera preguntar”. Debido a su fuero sería la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia la que adelantaría la investigación en contra del senador quien considera que los señalamientos en su contra hacen parte de una especie de “cacería de brujas”.

“He sido muy persistente y crítico de todas las maniobras relacionadas con esta multinacional Odebrecht en Colombia y desde que se conoció el encarcelamiento de su principal ejecutivo en Brasil he solicitado que se investiguen a fondo todas las ramificaciones en el país”. Name aseguró que no conoce, ni mucho menos ha tenido relación con el exsenador Otto Bula, quien fue capturado el pasado sábado señalado de haber recibido 4.6 millones de dólares por parte de la empresa brasileña. 

Este martes, la Fiscalía General le imputará a Bula los delitos de enriquecimiento ilícito de particulares y cohecho por dar u ofrecer. En 2013 el excongresista liberal habría sido contratado por la sucursal de Obedrecht en Colombia para que los representara y lograra la entrega del contrato de construcción de la vía Ocaña –Gamarra, a favor de la Concesionaria Ruta del Sol S.A.S, que hacía parte de la firma brasileña.

Bula –según la investigación- fue contratado directamente por la sucursal en Colombia de la empresa brasileña para obtener el contrato vial. El exsenador firmó un contrato mediante la modalidad de “honorarios por resultado o cuota de éxito”, es decir recibía su pago si se concretaba la entrega de la obra por parte de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) el 14 de marzo de 2014.

La investigación de la Fiscalía General señala que Bula fue el encargado de negociar todas las condiciones económicas del citado contrato, el cual no se hizo por licitación pública sino como un otrosí por parte de la autoridad encargada de esto. Resalta el ente acusador que esta entrega directa va en contravía de lo dispuesto en la ley.

Por medio de una “adición” al Contrato del Tamo II de la Ruta del Sol –por el que es procesado el exviceministro de Transporte, Gabriel García Morales- se avaló la concesión para la vía Ocaña Gamarra. Se incorporaron las condiciones presentadas por Bula como lo eran el número de peajes, el aumento del valor de los ya existentes y el anticipo de vigencias futuras.

Por estos hechos de corrupción administrativa el exviceministro de Transporte, Gabriel García Morales aceptó su responsabilidad en los delitos de cohecho, enriquecimiento ilícito e interés indebido en la celebración de contratos. Esto en el proceso por haber recibido 6.1 millones de dólares para beneficiar a Odebrecht en el contrato de la Ruta del Sol Tramo 2 –cuyo valor era cercano a los 3 billones de pesos- en el año 2009.

El pasado 21 de diciembre la firma Odebrecht reconoció el pago de sobornos en diferentes países de América Latina para la obtención de millonarios contratos viales. "En el caso de Colombia -señala el acuerdo firmado entre la empresa, la Procuraduría de Brasil, el Departamento de Justicia de los EE. UU. y la Procuraduría General de Suiza- los pagos suman 11 millones de dólares entre 2009 y 2014 también para asegurarse contratos de obra pública".