"Sería una mentira" decir que es posible acabar con la impunidad: Fiscal

"La impunidad es difícil de resolver en cualquier justicia", dijo Viviane Morales al reconocer que que en Colombia, hay un "retraso grande" en las investigaciones penales.

La fiscal General, Viviane Morales, dijo el jueves en Madrid que "sería una mentira" decir que es posible acabar con la impunidad en el país, aunque reiteró que en los asuntos que atañen a la Fiscalía "no hay miramiento ni prescripción y el único límite es la verdad".

"La impunidad es difícil de resolver en cualquier justicia", dijo Morales en una conversación con Efe en la que reconoció que en Colombia, cuya Fiscalía tiene más de 1,2 millones de investigaciones y 4.000 fiscales, hay un "retraso grande" en las investigaciones penales.

Viviane Morales, que participa en la Conferencia de Ministros de Justicia de los Países Iberoamericanos (COMJIB) sobre corrupción y cooperación jurídica internacional, expresó su satisfacción por una encuesta reciente según la cual la Fiscalía General es la institución con mayor credibilidad después del Ejército colombiano.

"Es algo que no sucedía desde hace varios años", dijo la fiscal al destacar que se trata de un dato importante como "reconocimiento" al trabajo realizado en los ocho meses que lleva ella en su función.

Morales aseguró que en este lapso ha afrontado "personalmente" diversas investigaciones que tenían retraso y afectaban a altos funcionarios del anterior Gobierno (de Álvaro Uribe, 2002-2010) por casos de corrupción.

La fiscal recordó cómo ha habido ya imputaciones en algunos de los casos de corrupción "más sonados" en el país, como la interceptación de comunicaciones a magistrados, líderes de la oposición y periodistas, o la entrega irregular de subsidios agropecuarios durante en el Gobierno de Uribe.

El sistema acusatorio, explicó morales, "tiene dificultades para marchar rápidamente y eso hace que se acumulen procesos", aunque reconoció que ha habido cambios en los códigos de procedimiento de manera que se pueda esperar mayor fluidez en las investigaciones.

Viviane Morales recordó que la Fiscalía no tiene competencia para investigar o acusar a presidentes o expresidentes, que es fuero del Congreso de la República, pero afirmó que la Fiscalía tiene un "gran compromiso" con la búsqueda de los responsables de los delitos investigados y añadió que "no hay miramiento ni prescripción y el único límite es la verdad".

Con respecto a la extradición a Estados Unidos de testigos en casos de delitos del paramilitarismo, Morales dijo que ha dejado de ser un problema porque ahora -dijo- los dos países tienen "canales de cooperación más expeditos".

Aunque es un proceso lento, explicó Morales, ahora "hay una agenda de comparecencias para todo el año que permitirá el acceso a todos los extraditables" en los casos relacionados con la Ley colombiana de Justicia y Paz, que fue el marco legal diseñado para el desarme de los paramilitares.

Acerca de la restitución de propiedades a las víctimas de la violencia, la fiscal destacó la necesidad de "restablecer" sus condiciones de vida anteriores y en este sentido dijo que una unidad específica de la Fiscalía destinada a identificar bienes usurpados ha conseguido identificar más de 4.000 en ocho meses.

Sin embargo, añadió que "lo más importante" es que el Estado colombiano lleve a cabo la tarea institucional de otorgar protección a las personas que regresan a sus tierras y pueda garantizar "de forma exitosa" su regreso al trabajo en el campo.

Del tema de la Conferencia ministerial iberoamericana sobre corrupción y cooperación jurídica internacional que se celebra en Madrid, Morales insistió en que los países "deben buscar mecanismos de cooperación para ser eficaces en el combate contra la delincuencia".