Siguen enredadas las indemnizaciones por el Palacio de Justicia

El Ministerio de Defensa les explicó a los hijos de Luz Mary Portela que, a menos de que presenten un registro civil en el que figuren como hijos, su indemnización será como si fueran hermanos de la desaparecida en el holocausto.

Rosa Milena Cárdenas, hija de luz Mary Portela, creyó durante casi toda su vida que la desaparecida de Palacio era su hermana. / Foto: Archivo

Hasta que la Fiscalía no encontró los restos de Luz Mary Portela, en octubre de 2015, Rosa Milena y Edinson Esteban Cárdenas León figuraban como hermanos de la desaparecida en el holocausto del Palacio de Justicia hace 31 años. A pesar de que ellos ya sospechaban que la mujer que entró ese día al Palacio como auxiliar de la cafetería en realidad era su madre, no fue sino hasta que Medicina Legal evaluó el ADN de los restos que la sospecha se volvió una certeza. (Lea también: Toma del Palacio de Justicia: buscando a su hermana descubrieron que era su madre)

No obstante, en el fallo que emitió la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) y que condenó al Estado colombiano por la desaparición de 11 personas, y por el destino de otras seis tras la retoma del Palacio, ambos figuran como hermanos de quien estuvo desaparecida durante 30 años. Ahora, a 35 días de que se venza el plazo que dio el tribunal internacional para que Colombia repara económicamente a los familiares de las víctimas del Palacio, el Ministerio de Defensa les acaba de notificar a Rosa Milena y Edinson Esteban Cárdenas León que, a menos de que presenten un registro civil en el que figuren como hijos, su indemnización será como si fueran hermanos de Luz Mary Portela.

En la misiva, que el Ministerio envió a los abogados defensores de las víctimas el pasado 3 de noviembre, la entidad señala que esta decisión se basa el derecho interno. Pero esa es tan solo una parte de la carta que el Ministerio de Defensa dirigió a las víctimas, después de que el pasado 4 de octubre estas exigieran respuestas sobre sus indemnizaciones monetarias, cuyo pago deberá hacerse antes del 10 de diciembre de este año, si el Estado no quiere incurrir en un atraso en el cumplimiento del fallo.

Tal como lo narró El Espectador, desde septiembre de 2015 los familiares se pusieron en contacto con la Cancillería y el Ministerio de Defensa para adelantar el pago de las indemnizaciones que ordenó la Corte Interamericana por los graves hechos que sufrieron las víctimas reconocidas en el fallo. Las entidades se tardaron un año en responder y su respuesta fue que los familiares debían hacer un certificado de sucesión para recibir las indemnizaciones. No obstante, de acuerdo con los abogados consultados por este diario, dicho tramite puede tardar entre ocho meses y un año.

Ante el panorama, los familiares le hicieron una propuesta al Ministerio de Defensa para hacer el tramite de forma más rápida. Hasta el pasado 3 de noviembre no había respuesta oficial, pero la comunicación de la cartera rechazó la posibilidad de entregar el dinero a menos que las víctimas aportaran las escrituras públicas de sucesión, “o en su defecto, sentencia ejecutoria dictada entro de procesos sucesorial”.