Sin rastro del ciudadano español desaparecido en La Guajira

Este viernes el Ejército se sumó a la búsqueda del extranjero Borja Lázaro Herrero.

La Policía y el Ejército continúan la búsqueda del español Borja Lázaro Herrero, cuando se cumple este viernes un mes de su desaparición en el departamento de La Guajira, en el norte del país.

El comandante de la Policía de La Guajira, el coronel Alejandro Calderón, señaló que el Ejército se ha incorporado a la búsqueda, pero se ha reducido de 350 a 150 el número de uniformados desplegados en el operativo.

Calderón indicó que "ya se han recorrido casi todos los puntos de la Alta Guajira", que es la región donde se encuentra el Cabo de la Vela, el punto turístico donde fue visto por última vez el informático y fotógrafo aficionado el pasado 7 de enero.

Lázaro Herrero, de 34 años y oriundo de Vitoria, en el norte de España, fue visto por última vez en un hostal del Cabo de La Vela, donde pasó la noche con dos turistas alemanes, dos chilenas y unos colombianos.

Algunos de sus acompañantes han relatado que aquella noche mezclaron varias bebidas y que se fueron ebrios a dormir, pero que a primera hora de la mañana siguiente Lázaro Herrero ya no se encontraba en su hamaca.

Su pareja, la mexicana Danny Sánchez, quien se desplazó a finales de enero hasta esta región fronteriza con Venezuela para seguir de cerca la investigación y pedir apoyo a la comunidad en la búsqueda, lamentó en declaraciones a Efe que no haya habido novedades sobre el paradero de Borja.

También solicitó que se abstengan de acercarse quienes ofrecen informaciones falsas con el fin de conseguir la recompensa dispuesta por las autoridades regionales y policiales.

"Conmigo se han comunicado un par de personas a través de los medios de comunicación, que dieron testimonios falsos", explicó Sánchez, mientras que Calderón aclaró que la Policía Judicial y la Fiscalía se encargan ahora de depurar este tipo de información.

Hasta el momento no se ha dado ninguna evidencia que apunte a la captura de Lázaro por parte de alguna de las guerrillas o grupos narcoparamilitares que operan en la región.

Lázaro Herrero estaba pasando unos días en el Cabo de La Vela para hacer un reportaje fotográfico sobre los indígenas colombianos del pueblo Wayúu, originario de La Guajira, con el que convivió durante varias semanas antes de su desaparición.

Temas relacionados