"Sistema carcelario afronta una desestructuración sistemática": Consejo de Estado

El alto tribunal determinó que la Nación es responsable por estas fallas sistemáticas y los desordenes que se presentan en estos centros.

La Sección Tercera del Consejo de Estado hizo un llamado de atención frente a la crisis que se está presentando en la mayoría de los centros carcelarios y penitenciarios del país, y las situaciones que tienen que afrontar los internos.

El tribunal de lo contencioso administrativo indicó que la situación general en las cárceles en estos centros genera una falla del sistema que hace que la Nación responda por los daños que afrontan las personas que están recluidas en dichos centros y que se encuentran bajo la custodia del Estado.

Para el Consejo de Estado, existen fallas sistemáticas que derivan de un “estado de desorganización de tal índole que imposibilitan a las autoridades actuar, en cada caso, con diligencia”.

Este pronunciamiento se realizó al declarar administrativa y patrimonialmente responsable al Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) de la muerte de un recluso dentro de la Cárcel Nacional Modelo en una riña en diciembre del 2000.

En el fallo se indica que este caso se adelantaron acciones para evitar la muerte del interno, el resultado es consecuencia de la desorganización prolongada y generalizada del sistema penitenciario del país, no solamente atribuible al Inpec, sino a todas las instancias encargadas de la configuración de la política criminal y carcelaria.

“Aunque no exista certeza de una falla en el servicio, es decir, no resulten reprochables las actuaciones específicas de la administración en razón de los hechos (en el sentido de lo hecho o dejado de hacer), el sistema carcelario en sí mismo afronta una desestructuración sistemática y una negligencia prolongada”, precisa uno de los apartes de la decisión.

En la decisión se indica que la prestación de los sistemas organizativos tales como el carcelario, el de salud y el educativo, entre otros, están a cargo de la Nación, esta debe responder cuando existe una falla del sistema.