“La situación de los migrantes irregulares en Colombia es crítica”: Andrés Restrepo

Andrés Restrepo es uno de los abogados que representó a los 27 migrantes cubanos que presentaron una tutela por haber sido expulsados de forma irregular del país. Agregó que en la situación en el país es igual o peor que en Venezuela.

La crisis en Turbo se dio a comienzos de agosto de este año. Las autoridades calcularon que había por lo menos mil cubanos. / CNN

La situación de los migrantes irregulares en Colombia es crítica. Así la describió Andrés Restrepo, uno de los abogados de la firma Derechos con Dignidad que presentó hace unas semanas una tutela para proteger a 27 cubanos, que se encontraban en Turbo (Antioquia) sin los papeles al día para estar en territorio colombiano. Esta semana se conoció el fallo del Consejo de Estado que resolvió esta pelea con las autoridades migratorias y la Policía y dijo que, efectivamente, no se siguió la ley para expulsar a los cubanos. 

Aunque la sentencia, que tuvo como magistrado ponente a Alberto Yepes, es clara en advertir que no se podían reestablecer los derechos de los afectados porque ya no estaban en territorio colombiano, el alto tribunal le envió copias del expediente a la Procuraduría para que investiguen el proceso que siguieron funcionarios de Migración Colombia para expulsar a los extranjeros. Además, el Consejo de Estado recordó que las reglas que se deben cumplir en una sanción administrativa de este tipo están reguladas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

El Espectador habló con el abogado Restrepo para conocer más detalles de este proceso judicial que, aunque no tiene a sus principales beneficiados por la sentencia en Colombia, se convierte en un precedente importante para el país en términos de la política de migración que ese está manejando.

En su oficina se dedican a temas de derechos humanos. ¿Cómo llegan a este tema en Turbo?

Esa crisis fue en agosto. Y justo había un festivo un fin de semana. Nos fuimos de Medellín para allá con unos compañeros y llegamos al sitio donde había más o menos 500 cubanos. Estaban todos juntos: niños, mujeres embarazadas y bebés. Vimos que había una presión muy fuerte por parte de la Policía Nacional, que los estaba amedrentando, y también de parte de Migración Colombia, presionándolos para que firmaran un salvoconducto.

¿Qué decía ese salvoconducto?

Eso era una deportación voluntaria. Firmaban el papel y renunciaban a todos sus derechos a cambio de un permiso para que pudieran transitar por todo el país durante cinco días. Esa era la violación más flagrante al debido proceso y al principio de no devolución que hace parte de la Convención Americana, que dice que Colombia no puede deportar a una persona que sufra riesgo de su libertad o su vida en su país de origen.

¿Pero eso se firmaba de forma voluntaria?

Sí, pero los presionaron en una desinformación absoluta, porque ellos no necesitan ese tipo de documentos. Su propósito es llegar a Panamá y ya. Lo que pasa es que aquí se vuelven un “problema” para las autoridades y ellas tratan de sacarlos lo más rápido posible.

¿Y fue así como empezaron el proceso judicial?

Sí. Presentamos una tutela en el Tribunal Administrativo de Antioquia y fue negada en primera instancia porque, supuestamente, no se había probado la violación. Apelamos y el caso llegó al Consejo de Estado, que esta semana divulgó el fallo. La decisón es muy improtante porque reconoce que los procedimientos de Migración Colombia vulneran el debido proceso de forma palmaria. Es decir, que la violación al debido proceso es completamente evidente.

¿Podría explicarnos en palabras sencillas por qué se dio esa violación al debido proceso?

En Colombia, el Código de Procedimiento Administrativo regula las etapas que se deben seguir para aplicar una sanción administrativa que, en este caso, es la expulsión de un migrante irregular. Hay una etapa para la notificación del asunto, para conseguir abogados, para discutir el tema y para apelar. De acuerdo con los tiempos del Código, esto se demora mínimo 55 días. Migración Colombia lo estaba haciendo todo en uno solo. Estas reglas permiten que a cualquier persona se le respeten sus derechos y que el proceso no esté sujeto a la arbitrariedad de las autoridades. En Turbo, Migración Colombia tenían la excusa de que los cubanos habían renunciado a sus derechos. Cosa que nunca ha debido pasar.

Y por eso el Consejo de Estado envía copias a la Procuraduría…

Exacto. Es para que se investigue a los funcionarios que estaban esos días en Turbo porque además del Código de Procedimiento Administrativo, en Colombia se deben seguir también las reglas de la Corte Interamericana de Derechos Humano en cuanto a la deportación de un extranjero. Según esos parámetros, los extranjeros deben tener un abogado, y si la persona no entiende español, hay que conseguirle un traductor. Esto en Medellín y en Turbo es de todos los días. En Bogotá no se ve mucho. Pero es gente de Nepal, Bangladesh, China, Cuba y África que está tratando de pasar la frontera en Panamá. No se quieren quedar.

De lo que ustedes vieron en Turbo en agosto , y de la situación que se presenta cada día en Medellín, ¿cómo calificaría la acción de las autoridades?

La situación de los migrantes irregulares en Colombia es crítica. Lo que vimos en agosto fue impresionante. La Policía Nacional les hizo un cerco muy fuerte. Voy a utilizar una expresión burda, pero eso fue lo que pasó: los agentes fueron secándoles las fuentes de vida. Distribuyeron panfletos a los turbeños advirtiéndoles que si los veían dándoles comida o un techo para dormir a los cubanos, los iban a procesar por tráfico de migrantes. Les empezaron a confiscar los envíos y no podían comprar comida en las tiendas, porque los tenderos también estaban amenazados.

¿Y en cuanto a Migración Colombia

Ellos llegaron con las patrullas migratorias a ofrecer el salvoconducto y a presionar a que lo firmaran rápido. Pero nadie entendía en realidad qué estaban ofreciendo. Lo que ellos estaban tratando de hacer era llegar hasta Panamá y si la Policía migratoria te detiene en ese camino, lo que deben hacer es llevarte a una de sus oficinas y notificarlos de los cargos pero te tiene que dejar ir. Pero Migración les vendió la idea de que necesitaban ese salvoconducto.

¿Y qué opina de la situación de lo migrantes en Colombia

Es pésima. Aquí nos alarmamos todos cuando desde Venezuela empezaron a mandar a colombianos por la frontera. Todas las autoridades se rasgaron las vestiduras porque decían que no era posible. Los medios nos mostraban las imágenes y todo el mundo se alarmó. Pero aquí somos peores. No respetamos los derechos de los extranjeros. Nos saltamos nuestras propias leyes. Es terrible el trato que les hemos dado a los extranjeros. A mi me da vergüenza. Colombia se tiene que tomar en serio este tema. Nosotros no somos más que un país de tránsito y tenemos que entenderlo.

Respuesta de Migración Colombia:

Tras conocerse el fallo del Consejo de Estado, Christian Kruger, director de Migración Colombia, resaltó que la entidad siempre ha sido respetuosa con el debido proceso y los derechos humanos. “Colombia, desde el año 2013, ha venido flexibilizando la normatividad migratoria, buscando que los extranjeros se queden formalmente en nuestro país, logrando con esto una migración ordenada, regulada y segura, pero que debe hacerse con el cumplimiento de las normas, como nos exigen a nosotros cuando viajamos”, agregó Kruger.

En relación con el caso de Turbo, el director de Migración Colombia resaltó que en ese caso ninguno de los migrantes solicitó refugio y otro permiso para quedarse, “solo pretendían usar a Colombia como tránsito para llegar a su destino final”.