Socio del exfiscal Gustavo Moreno no aceptó haber pedido soborno a Alejandro Lyons

El abogado Leonardo Pinilla rechazó el señalamiento de la Fiscalía: que él, requerido por los Estados Unidos, le habría exigido $100 millones al exgoberador de Córdoba entre 2016 y 2017 a cambio de ser favorecido en las investigaciones en su contra.

Leonardo Pinilla tuvo audiencia virtual de imputación de cargos.Óscar Pérez

Luego de 30 minutos de retraso por las fallas de comunicación con la cárcel La Picota de Bogotá, se llevó a cabo la audiencia de imputación de cargos en contra de Leonardo Luis Pinilla. El abogado, quien se encuentra recluido en ese centro carcelario de la capital y asistió de manera virtual a la audiencia, fue señalado por la Fiscalía de haberle pedido dinero al exgobernador de Córdoba, Alejandro Lyons, para beneficiarlo en las investigaciones que la Fiscalía lleva en su contra por hechos de corrupción en su administración.

(Le puede interesar el artículo Sobornos a Alejandro Lyons se pidieron vía WhatsApp y Telegram: Fiscalía de EE.UU.)

El monteriano de 32 años no aceptó el cargo de concusión e incluso le pidió al fiscal del caso, Daniel Eduardo Cardona, que precisara en tiempo, modo y lugar los hechos en que se habría realizado el pedido de dinero a Lyons Muskus para beneficiarlo penalmente. La Fiscalía señaló que Pinilla incurrió en el delito de concusión (que un funcionario se lucre a través de sus funciones públicas) "en calidad de interviniente", porque acompañó al otro investigado por estos hechos, el exfiscal anticorrupción, Gustavo Moreno. Pinilla y el exfuncionario judicial se habrían reunido en noviembre de 2016 junto con el exmandatario cordobés para pedirle dinero.

El fiscal Cardona también aseguró que, entre finales de febrero y comienzos de marzo pasado, Pinilla y Moreno visitaron a Lyons en su apartamento en Bogotá para reiterarla la solicitud de dinero. Días después, siguió narrando Cardona, le pidieron al exgobernador $100 de pesos para que el exgobernador tuviera acceso al principio de oportunidad de dos personas que iban a declarar en su contra. La Fiscalia señaló que las pruebas fueron recolectadas despues de interceptaciones telefónicas y allanamientos en los lugares de los hechos.

El pasado 20 de julio, la Fiscalía estadounidense radicó la acusación contra Pinilla y contra Gustavo Moreno, exjefe anticorrupción de la Fiscalía. Según la reconstrucción de los hechos que ha realizado la justicia de ese país, con apoyo de la DEA, Pinilla y Moreno se reunieron en un centro comercial de la Florida con Alejandro Lyons para solicitarle el dinero. Pero Lyons, advirtió la propia DEA, ya había denunciado el soborno y se convirtió en informante de la agencia antidrogas en un posible intento por blindarse de la imputación por 20 cargos que le espera en Colombia.

El abogado Leonardo Pinilla, quien estudió en la Universidad Sergio Arboleda y heredó muchos de los procesos penales que Luis Gustavo Moreno dejó cuando entró a la Unidad Anticorrupción de la Fiscalía, enfrentaría una pena entre los 90 y 180 meses de prisión en caso de que sea hallado culpable.