Solicitarán cambio de fiscal que investiga manipulación de escena del crimen en caso grafitero

Aseguran que se han presentado deficiencias en las indagaciones en contra de un grupo de oficiales y suboficiales.

La abogada Myriam Pachón, quien defiende los intereses de los padres del joven grafitero Diego Felipe Becerra, aseguró que en los próximos días se le solicitará al fiscal General, Eduardo Montealegre que cambie al fiscal que adelanta las investigaciones por la manipulación de la escena del crimen.

Según la jurista, después de cuatro meses de indagaciones no se han visto adelantos significativos en las inspecciones en contra de un grupo de oficiales y suboficiales de la Policía Nacional y Metropolitana de Bogotá que habrían participado en la “plantación” de un arma de fuego en el lugar donde murió el joven de 16 años el 19 de agosto de 2010.

Por su parte, Gustavo Trejos, padre del menor, aseguró que el fiscal 295 de Vida se ha demorado muchísimo en hacer la imputación de cargos y solicitar medida de aseguramiento en contra de los agentes y oficiales que participaron en estos hechos.

“Nosotros vamos a hacer una solicitud para que se cambie el fiscal por uno que sí tenga tiempo para adelantar el proceso”, precisó Trejos, al señalar que las pruebas técnicas y científicas que serán utilizadas que serán utilizadas en el proceso contra el patrullero Wilmer Antonio Alarcón son claras al señalar que Diego Felipe nunca manipuló un arma de fuego y mucho menos le disparó al uniformado como este lo ha sostenido todo este tiempo.

“El video no existe”

Igualmente la abogada Myriam Pachón fue clara en señalar que ya está más que comprobado que el video que anunció la defensa del patrullero Alarcón en el cual se evidenciaba al joven grafitero disparándole al uniformado “no existe”.

Y es que para la jurista llama mucho la atención el hecho de que en la audiencia de acusación celebrada el pasado viernes tanto el abogado como el patrullero guardaran silencio cuando se les preguntó sobre la presentación de dicho material probatorio en el juicio que se le adelantará por el delito de homicidio agravado.

“Nadie más que los padres quisieran ver qué fue lo que pasó ese día”, precisó la defensora, señalando que dicha prueba no fue mencionada por el jurista durante la audiencia, en la cual solicitó cerca de 35 pruebas técnicas y científicas.

Igualmente señaló que una de las pruebas reinas que serán utilizadas en el juicio por su parte es el registro del CAD de la Policía en el cual se reportó el incidente por parte del patrullero Alarcón, así como cámaras de seguridad que darían muestra de que Diego Felipe no intentó agredir al uniformado.

“Aquí lo que pasó fue que un niño de 16 años salió de su casa y un miembro de la policía lo mató y los otros quisieron encubrir y mentir para decir que Diego Felipe había hurtado”, precisó Pachón haciendo referencia a la versión del atraco a un bus de servicio público hecho por el joven grafitero y dos de sus compañeros.

El próximo cuatro de diciembre se realizará la audiencia preparatoria en contra del patrullero quien se encuentra recluido en una guarninción militar en Facatativa.