"Solo espero que se haga justicia": mujer atacada con ácido

Una jueza de garantías envío a la cárcel al hombre que pagó para que le arrojaran en líquido en la cara a su compañera sentimental.

Protesta en Bogotá en contra de de la quema con ácido a las mujeres.
Protesta en Bogotá en contra de de la quema con ácido a las mujeres.

La juez segunda de garantías envío a la cárcel La Modelo a Edgar Pinto Valbuena señalado de pagarle a un habitante de la calle para que le arrojara ácido a su compañera sentimental en hechos registrados el 24 de diciembre de 2010 en el centro de Bogotá.

En su intervención, el fiscal de la unidad contra el terrorismo indicó que durante cinco años el hombre atacó sexual y físicamente a la mujer quien pese a denunciar esos hechos nunca recibió ayuda por parte de las autoridades.

Después de este tiempo no aguantó esos abusos y abandonó su casa. Sin embargo, el 27 de noviembre de 2010, Pinto Valbuena llegó al lugar donde habitaba con su hijo y le pidió una reconciliación a lo que ella se negó argumentando que estaba cansada del maltrato que ejercía en su contra.

Ante esta respuesta, el hombre sacó un cuchillo e intentó agredirla en repetidas oportunidades, hasta que le propinó una puñalada en el pecho, dejándola gravemente herida por lo que tuvo que ser intervenida quirúrgicamente.

No contento con esto, y al no concebir que su compañera sentimental lo abandonara le pagó a un habitante de la calle para que le arrojara ácido en su rostro afectándole la sien izquierda, un ojo, su nariz y el mentón.

En la diligencia judicial el hombre, que no mostró ningún tipo de arrepentimiento, se declaró inocente de los delitos de tortura agravada, homicidio agravado en tentativa y lesiones personales,

En su decisión la juez consideró que el procesado representa un peligro para la sociedad, obstrucción a la justicia y peligro de fuga, señalando que por dos años estuvo evadiendo el accionar de las autoridades.

"Usted no tiene el mínimo respeto por sus compañeras sentimentales, representa un peligro para la víctima por lo que es válida una medida de aseguramiento preventiva", precisó la juez.

Igualmente manifestó que se presentaron errores por parte de las autoridades judiciales puesto que no se tomaron medidas drásticas "para que la mujer no hubiera sido víctima de ese ataque que le dejó secuelas físicas y psicológicas definitivas". 

Temas relacionados