"Con su actuación Andrés Sepúlveda puso en riesgo el proceso de paz": Fiscalía

El desarrollador del software se declaró inocente de los cinco delitos imputados por el ente investigador.

Para la Fiscalía General hay algo claro: Andrés Sepúlveda obtuvo y divulgó información política y militar reservada que puso en riesgo la seguridad nacional, principalmente el proceso de paz que se adelanta entre el Gobierno de Juan Manuel Santos y la guerrilla de las Farc en La Habana, Cuba.

“Quebrantó la mesa de negociación”, precisó la fisca 53 delegada ante el CTI al explicar que con su actuación de pudieron afectar las conversaciones entre las partes produciendo así que se levantaran y rompieran el proceso de paz que ya cumple más de dos años.

Además con el ingeniero ecuatoriano Daniel Bajaña Barragán creó una “empresa criminal” para recolectar información reservada de diferentes Instituciones del Estado y personas determinadas, como el vicepresidente Francisco Santos, su secretaria y alias ‘Boris’ (jefe de prensa de la guerrilla de las Farc) la cual fue divulgada utilizando diferentes medios.

Basándose en sus amplios conocimientos informáticos y en la capacidad de su grupo de trabajo logró obtener información de los desmovilizados de las Farc en los registros del COA entre los años 1994 y 2008. “Usted y otras personas obtuvieron datos de secreto político y militar arriesgando la seguridad del Estado”.

Pero su recolección de información no terminó ahí y también obtuvo datos y perfiles de los negociadores de las dos partes en La Habana. “Todo esto lo hizo para provecho propio, poniendo en riesgo a la defensa y la seguridad nacional”.

Por medio de un software malicioso el ‘hacker’ atacó una serie de trinos publicados en la cuenta oficial en la red social Twitter del presidente de la República relacionados con el proceso de paz utilizando para esto un programa básico y cuentas falsas que tenía a su disposición.

Teniendo en cuenta diferentes informes se pudo establecer que la información recolectada fue publicada en la página diálogosavoces.com y en la cuenta de Twitter. En esta también se hacían ataques a las negociaciones y los acuerdos firmados dentro del proceso.

Igualmente logró obtener información del Ministerio de Defensa, la Policía y el Ejército, en varias de sus Unidades, pese a que era consciente que estaba incurriendo en una actividad antijurídica y que todo esto estaba prohibido por la ley. “Sabía de la ilicitud de las mismas”.

Por estos hechos ante la jueza 10 de garantías el ente investigador le imputó los delitos de concierto para delinquir agravado, violación de datos personales, espionaje, acceso abusivo a sistemas informáticos y uso de software malicioso. Sepúlveda Ardila se declaró inocente de los cargos.

La Fiscalía General tuvo como base el informe de inteligencia hecho por el CTI, así como la declaración juramentada entregada por Rafael Revert y la información recolectada en los allanamientos hechos en su oficina ubicada en el norte de Bogotá y su apartamento.  

Se espera que en las próximas horas la Fiscalía General le solicite a la funcionaria judicial que lo cobije con medida de aseguramiento en centro carcelario al considerar que representa un peligro para la sociedad y que en libertad podría continuar con sus actividades ilícitas.