Su mayor desafío, luchar contra la corrupción ahora que viene el posconflicto: Santos a Néstor H. Martínez

Néstor Humberto Martínez se posesionó este lunes como nuevo fiscal General de la Nación. El mandatario le pidió un fiscal especial para "rescatar" a La Guajira. También que recupere confianza de colombianos en la justicia.

"El doctor Néstor Humberto Martínez llega a la Fiscalía en la que le esperan muchos desafíos, pero sé que el ente está en manos capaces, en las de un hombre curtido en mil batallas. Tengo la certeza de que será un fiscal de lujo. ¡Que tiemblen los corruptos!". Con estas palabras el presidente Juan Manuel Santos posesionó a Néstor H. Martínez como fiscal General de la Nación, en reemplazo de Eduardo Montealegre y Jorge Fernando Perdomo, quien estuvo como fiscal encargado los últimos meses.

El mandatario resaltó las capacidades que tiene Martínez para afrontar este cargo “a la altura” y le recordó que es su responsabilidad devolverle la confianza en la justicia a los colombianos para, de esta forma, promover la denuncia, mejorar el servicio de justicia a los colombianos y afianzar la seguridad en el país. (Lea: Casos difíciles que le esperan al nuevo fiscal)

Lamentando que actualmente una persona que es víctima de robo y denuncia el hecho deba esperar hasta casi dos años para que sea llamada a dar su declaración, y mientras tanto, los delincuentes sigan haciendo de las suyas, el mandatario le pidió al nuevo fiscal consolidar la política criminal, para que sea racional el uso de la pena y la detención preventiva. (Lea: Maria Paulina Riveros será la nueva vicefiscal)

“No hay derecho en que pasen años para que la víctima pueda ampliar su denuncia. Tenemos que recuperar la confianza de las personas en la justicia, que sientan que vale la pena denunciar y, aún mejor, que su denuncia tiene efectos”, indicó.

El presidente citando las palabras dichas por Néstor H. sobre que “esta será la Fiscalía del posconflicto”. Se refirió al desafío que afrontará ahora que se firme el acuerdo de paz con las Farc y se tengan que coordinar las actividades referentes con la jurisdicción especial para la paz.

“Usted deberá garantizar que no haya impunidad. No solo servirá su gestión para que se investiguen y juzguen los delitos por parte de la jurisdicción especial sino para que colombianos sepan que cualquier reincidente, que luego del proceso persista en el delito, será juzgado y condenado por la justicia ordinaria”, señaló.

El mandatario destacó que el papel que jugará la Fiscalía para que la paz sea efectiva, será bastante relevante, y por ende, la lucha contra la corrupción es el mayor desafió. “Nuestro enemigo número 1 es la corrupción y ahora que viene el posconflicto, lo invito a que trabajemos de la mano para combatir a los que roban el erario público y a que recuperemos ese dinero que los corruptos roban”, aseveró.

Según cifras entregadas por el jefe de Estado, se han presentado 1.800 sentencias condenatorias por delitos contra la administración pública. Alerta que de los condenados, la mitad no han pagado ni un día de cárcel; una cuarta parte recibió el beneficio de detención domiciliaria; y la otra cuarta parte sí cumplió prisión pero su condena no superó los 30 meses.

“Lo que demuestra que ser corrupto paga porque las penas son suaves y no se pagan. Por eso le sugiero al fiscal que se puede crear una unidad nacional anticontrabando”

Finalmente le dijo al fiscal que se necesita agilizar los casos emblemáticos que despiertan indignación de los colombianos como: la corrupción que envuelve a las EPS como Saludcoop, Caprecom; el caso de Interbolsa, o la corrupción en el programa de alimentación escolar donde se robaron el dinero los encargados de garantizar el suministro de alimentos a los niños, que en la actualidad mueren de hambre.

“Ayúdenos a rescatar a La Guajira de aquellos que se atrevieron a robarse hasta la comida de los niños. Le exijo que designe un fiscal especial para que se apersone de este caso y que paguen los culpables y sepan que al pueblo no se le roba impunemente”.