Suspendido para el jueves juicio por chuzadas

Fiscal General solicitó el aplazamiento argumentando que necesita evaluar los comentarios realizados por las otras partes procesales al escrito de acusación.

La fiscal General, Viviane Morales. señaló ante la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia que el excomandante paramilitar Diego Fernando Murillo, alias ‘Don Berna’ y el narcotraficante Juan Carlos Sierra, más conocido como ‘El Tuso Sierra’ solicitó que sean tenidos en cuenta como testigos en el proceso que se adelanta por las llamadas chuzadas.

Morales Hoyos no dio explicaciones del por qué del nombramiento como testigos de estas dos personas, aclarando solamente que hacían parte de un nuevo anexo del escrito de acusación en contra de la exdirecotra del DAS María del Pilar Hurtado y el ex secretario general de Presidencia Bernardo Moreno.

La Sala Penal de la Corte Suprema conformada, en este caso por dos magistrados y siete conjueces, rechazó el recurso de reposición interpuesto por el abogado Jaime Granados, defensor del ex secretario general de Presidencia Bernardo Moreno con el que se buscaba nombrar una sala de conjueces que determinaran la nulidad del proceso que se adelanta por las llamadas chuzadas.

Según la decisión judicial, el nombramiento de la sala de conjueces para que emitieran un concepto en segunda instancia fue un “trámite expedito” cuyo único objetivo era presentar una decisión en la primera recusación presentada por el mismo jurista.

Ante esto aclaró que estos conjueces “no tuvieron injerencia alguna” en el proceso que se adelanta contra Bernardo Moreno en el proceso por su presunta responsabilidad en los seguimientos e interceptaciones ilegales.

"Se niega la petición al considerarse que no se incurrió en ninguna transgresión de los derechos de imparcialiad y al debido proceso”, precisó el magistrado Ferando Castro, quien preside la audiencia. 

En el caso del nombramiento del conjuez William Monroy Samper, la Sala Penal señaló que el hecho de que fuera abogado del periodista Daniel Coronell no es motivo suficiente para que se declara impedido par tomar una decisión en este proceso como lo argumentó Granados. 

El magistrado Fernando Castro aclaró que Coronell “no es víctima en este proceso”, por lo que según la ley el conjuez Monroy no tenía que declararse impedido para actuar. 

La Corte sostuvo que el abogado presentó varios “conceptos errados” durante su argumentación, cuestionando el hecho de que “limitó su discurso a la transgresión y la imparcialidad objetiva por parte de los jueces, incurriendo en una exposición abstracta que advierten que ese está actuando de manera parcializada”. 

Igualmente rechazaron la posición de la defensa de Bernardo Moreno de presentar nulidades con el único objetivo de “atacar la institucionalidad, poniendo en tela de juicio la imparcialidad, buscando así un limbo jurídico injustificado que afecta la administración de justicia”, manifestando que con estas actitudes el jurista ha afectado el inicio del proceso.