Tensión entre Daniel Coronell y Néstor Humberto Martínez por grabaciones de la DEA

El periodista, en su columna en la revista “Semana”, aseguró que entre las grabaciones de la DEA envidas por la Fiscalía a la Corte Suprema y a la Comisión de Acusación no está el fragmento de una charla entre el abogado Leonardo Pinilla y el exgobernador Alejandro Lyons. En ese audio se habría mencionado al hoy fiscal general. Por su parte, Martínez anunció la solicitud de rectificación “absoluta”.

Daniel Coronelll y Néstor Humberto Martínez.Archivo

El periodista Daniel Coronell publicó una columna en la revista Semana titulada El fragmento perdido. En ella, el también columnista aseguró que entre las grabaciones de la DEA enviadas por la Fiscalía a la Corte Suprema y a la Comisión de Acusación no está el fragmento de una conversación entre el abogado Leonardo Pinilla y el exgobernador de Córdoba Alejandro Lyons, en Estados Unidos. En ese audio, según Coronell, se menciona al hoy fiscal general.

(Le sugerimos: El panorama del cartel de la toga en 2019)

Pinilla, según la columna de Coronell en Semana, dijo: “Yo te siento con Néstor ‘Humbet’to (¿Humberto?) pa almuerzo, yo le llevé a Luis Alfredo él, nos sentamo a desayuná, me dijo mira, hay un tema complejo por el tema tuyo, porque marica con la Cor(te), la Sala Penal es llave de ese man, o sea luz verde que nos dieron a Luis Alfredo y a mí, fue, háblense con Rodrigo Noguera”. En otra parte, el abogado le comentó al exgobernador que la ponencia viene positiva. “’ed’ (¿el?) día que ‘acmorcé’ (¿almorce?) con Felipe Noguera que es un man que quería prensentá, que es man sí es llave del fiscal”.

Coronell aseguró que esa persona de apellido Noguera podría ser el rector de la Universidad Sergio Arboleda, Rodrigo Noguera Calderón. Después, citó una declaración tomada al fiscal del caso Jaime Camacho en la que Leonidas Bustos, exmagistrado de la Corte Suprema, le pregunta que por qué Martínez no había enviado copia de esos fragmentos a los organismos competentes. Según Semana, Camacho respondió: “pues yo creo que la valoración no me corresponde. Pero si se trata de obtener una respuesta… pues desayunar no es un delito, manipular procesos sí”. Bustos es investigado por la presunta participación en el cartel de la toga.

En la misma grabación Camacho afirmó que la edición de los audios fue editada por orden de Néstor Humberto Martínez. El Espectador ya había revelado que las grabaciones de la DEA llegaron editadas a la Comisión de Acusación. El periodista y columnista también se refirió a la representación de Martínez, en su condición de abogado, de la universidad Sergio Arboleda.

El fiscal general respondió por medio de un comunicado y un video que divulgó después. En el escrito, que fue corregido por un error involuntario según la oficina de prensa de la Fiscalía, Martínez anunció la solicitud de una rectificación de la columna y de otra publicada el pasado 15 de diciembre. “Asimismo haré pública la carta que oportunamente dirigí a la Corte Suprema y el fragmento adjunto a ella, en el que se trascribe el aparte en el que se menciona mi nombre, por lo que no deja de ser sórdido sugerir la existencia de una omisión dolosa”, expresó.

(Le podría interesar: El documento del poder que le concedió el nuevo fiscal ad hoc al fiscal Néstor Humberto Martínez)

En el video, el fiscal manifestó que el 15 de agosto de 2017 recibió de parte del gobierno de Estados Unidos unas grabaciones en el caso del exfiscal Luis Gustavo Moreno. El fiscal del caso, según el Martínez, hizo 13 audios con sus transcripciones para ser remitidos a la Corte Suprema de Justicia. “Así se hizo de manera inmediata porque se trataba de asuntos relacionados con personas que no pueden ser investigadas por la Fiscalía por tener fuero constitucional”.

En esas grabaciones, de acuerdo con el fiscal, “estaba incluida la que se refería al fiscal general de la nación”. Y agregó: “Ambos elementos probatorios (audios y transcripciones) fueron enviados con la mayor pulcritud al conocimiento de la Corte Suprema de Justicia como tiene que ser (…). Mañana pediré públicamente la rectificación de las columnas del señor Coronell”.