Testigo asegura que general Maza estuvo detrás del montaje contra procesados por crimen de Galán

Norberto Murillo Calarcá aseguró que fue señalado ante la opinión pública de ser la persona que le disparó al candidato presidencial en la plaza de Soacha el 18 de agosto de 1989.

Vía teleconferencia, Norberto Murillo Calarcá le relató a la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia los detalles que rodearon su captura por parte de agentes del Estado en el marco del “montaje” del que fue víctima para vincularlo con el asesinato del candidato presidencial Luis Carlos Galán Sarmiento, el 18 de agosto de 1989 en la plaza central del municipio de Soacha (Cundinamarca).

Murillo Calarcá, quien fue detenido el 22 de agosto de 1989 junto a otras cuatro personas, aseguró que el entonces director de la Dijín, general Óscar Peláez Carmona y el director del DAS, general Miguel Alfredo Maza Márquez auspiciaron y fueron pieza fundamental en la investigación que se les adelantó para acusarlos como autores materiales del crimen. Fue señalado como el hombre que le disparó a Galán cuando se subió a la tarima.

En su extensa intervención, el testigo aseguró que los dos oficiales fueron parte clave en la manipulación de las pruebas para acusarlos ante la opinión pública y los medios de comunicación como los autores del crimen. Desde ese momento fueron identificado con el sobrenombre de ‘Los Galanes’, y su vida e integridad personal, así como la de sus familiares.

“Fuimos víctimas de tres atentados en menos de 15 días”, indicó Murillo quien se encuentra en Canadá como asilado político por lo que llamó “fuerzas oscuras” haciendo referencia a los generales Peláez Carmona y Maza Márquez quienes “han forjado una especie de persecución contra mí y mi familia”.

Ante las preguntas de la procuradora del caso, aseguró que fueron víctimas de la bomba contra el edificio del DAS cuando se encontraban privados de su libertad en los calabozos del edifico ubicado en el sector de Paloquemao, en el centro de Bogotá. Luego fueron trasladados a la Dijín donde recibieron constantes amenazas contra sus vidas.

En este sentido señaló que fue tanto el montaje en su contra que durante la identificación de rostros el denominado testigo estrella, quien aseguró que reconocería entre un millón a la persona que le disparó a Galán, reconoció a una persona oriunda de Medellín como el autor y no a él. Desde ese momento, asegura, se cayó la acusación.

En diferentes oportunidades aseguró que el juez que adelantaba la investigación fue “comprado” por Maza Márquez con el fin que los condenara pese a que no existían pruebas contra ninguno de ellos. Incluso se repartieron panfletos con sus rostros en Soacha para que la gente declarara contra nosotros puesto que éramos “los asesinos de Galán”.

Estas declaraciones se hicieron en el marco del juicio que se adelanta contra el general (r) Maza Márquez por los delitos de concierto para delinquir y homicidio con fines terroristas en calidad de coautor.