Testigo clave del caso Odebrecht busca un principio de oportunidad con la Fiscalía

El testimonio de Luiz Antonio Bueno, exrepresentante de la sucursal de la firma brasileña en Colombia, ha sido fundamental en las investigaciones que se adelantan contra el exviceministro Gabriel García Morales y el exsenador Otto Bula.

El exdirector de la sucursal de Odebrecht en Colombia, Luiz Antonio Bueno Júnior está en negociaciones con la FIscalía General para firmar un principio de oportunidad. Esta figura le garantiza la cesación de la persecución penal por un año a cambio de colaboración con las autoridades por este sonado escándalo de corrupción.

La declaración de Bueno ha sido fundamental en las investigaciones que se han adelantado en contra del exviceministro de Transporte, Gabriel García Morales y el exsenador libertal Otto Nicolás Bula Bula por las irregularidades que rodearon la entrega del millonario contrato para el Tramo Dos de la Ruta del Sol en los años 2009 y 2014.

En la petición del principio de oportunidad, la defensa de Bueno Júnior anunció que la colaboración se expandirá a contar detalles sobre la entrega de millonarios sobornos por parte de la empresa brasileña a altos funcionarios públicos y la forma en cómo se realizaron los pagos y las transacciones ilegales para obtener los contratos de obras públicas.

El entonces director de Odebrecht en Colombia se reunió en diferentes oportunidades con altos directos del Gobierno y las autoridades encargadas de las concesiones de estos proyectos viales en el país. Públicamente reconoció el interés que tenía la trasnacional para fortalecer sus vínculos con Colombia, país que consideraban representaba el 20 por ciento de la operación de esta empresa en el continente.

Debido a esto su rostro se hizo conocido en diferentes reuniones empresariales y procesos de licitación en los que Odebrecht resultaba beneficiado. En 2009, según denunciaron en ese momento, la empresa brasileña logró la adjudicación del Tramo Dos de la Ruta del Sol pese a que presentaron la propuesta más cara frente a los otros dos aspirantes.

Odebrecht buscó todos los contactos posibles para logar las Alianzas Público Privadas (APP) en Colombia, figura que se aplica a los proyectos gigantes de infraestructura. Sin embargo, la mayoría de los contratos que le fueron adjudicados a la empresa brasileña ahora se encuentran bajo la lupa de las autoridades después del reconocimiento por el pago de sobornos.

Por estos hechos ya se encuentran procesados el exviceministro de Transporte, Gabriel García Morales quien ya reconoció su responsabilidad en el recibimiento de 6.1 millones de dólares para la adjudicación de la Ruta del Sol en el año 2009. García, quien también fungió como director encargado del Intituto Nacional de Concesiones (INCO) aceptó los cargos de enriquecimiento ilícito, cohecho e interés indebido en la celebración de contratos.

Igualmente es procesado el exsenador liberal Otto Bula Bula quien se declaró inocente de los delitos de enriquecimiento ilícito de particulares y cohecho por dar u ofrecer. El excongresista es investigado por presuntamente haber recibido 4.6 millones de dólares para hacer lobby en tres comisiones del Congreso para que se adjudicará, sin licitación pública, el proyecto vial Ocaña-Gamarra en el 2014. 

 

 

últimas noticias