"Que tiemblen los corruptos": Néstor Humberto Martínez

El nuevo Fiscal General de la Nación aseguró que el ente investigador será pieza fundamental en el actual proceso de paz que se adelanta con la guerrilla de las Farc, los temas de posconflicto , la justicia transicional y la lucha contra la corrupción.

En su primera declaración a los medios de comunicación como fiscal General, Néstor Humberto Mártinez explicó que en los próximos días se reunirá con el jefe del ente investigador encargado Jorge Fernando Perdomo para adelantar el empalme. Por el momento, aseguró, no tiene definido su Vicefiscal ni las otras personas que lo acompañarán en su labor durante los próximos cuatro años.

¿Cómo será la Fiscalía de Néstor Humberto Martínez?

Esta será una Fiscalía con la gente, por la gente y para la gente. Este es un momento muy importante para la historia de Colombia y por lo tanto será la Fiscalía de la institucionalidad y del posconflicto. Necesitamos avanzar en la consolidación de la seguridad ciudadana, vamos a aclimatar los tiempos de paz, que es el propósito que hoy tiene la Nación entera con la realidad de una justicia que permita que las colombianas y los colombianos podamos caminar por las calles y las aceras sin ángel de la guarda.

¿Qué hará frente a las bandas criminales y otras organizaciones?

“Vamos a desarticular a las organizaciones criminales. Me comprometí con la Nación  a través en la Corte Suprema de Justicia y vamos a hacer una tarea para lograr el comiso y decomiso de los patrimonios ilícitos que son los que siguen financiando el crimen organizado en Colombia. Tengo el conocimiento y la experticia y espero que este sea uno de mis grandes legados para la Fiscalía General de la Nación”.

¿Tiene alguna estrategia frente a la lucha contra la corrupción?

Va a ver una lucha frontal contra la corrupción en Colombia. La corrupción está minando nuestras instituciones democráticas, en la vida regional en particular y en ese sentido desde aquí llamo a todos mis compañeros de la Fiscalía para que empecemos a librar esta gran cruzada. Que tiemblen los corruptos.

¿Cuál será el papel de la Fiscalía General en el proceso de paz?

En la Fiscalía vamos a hacer un papel muy importante en el proceso de paz para que todo lo que tenga que ver con la justicia transicional se desarrolle como se ha venido planteando para aclimatar y consolidar este proceso por el cual estamos clamando todos los colombianos. 

¿Y en el tema del posconflicto?

De acuerdo con lo que se ha venido conviniendo se van a proveer los informes que van a permitir nutrir todas las investigaciones propia de la jurisdicción especial para la paz y por supuesto tenemos un compromiso decidido de organizar en el más breve término la unidad de defensa de los derechos humanos para que los dirigentes de derechos humanos y organizaciones sociales no vayan a tener ningun menoscabo en su integridad física y puedan desarrollar sus actividades en el entorno que ofrece la democracia.

¿Cuáles son sus propuestas?

En primer lugar frente a los impedimentos del Fiscal General y por razones de transparencia considero adecuado que en adelante sea un Fiscal ad hoc designado por la Corte Suprema el que tenga conocimiento de estos casos y los lleve adelante. No considero conveniente que deba seguirse desarrollando el caso de los impedimentos a través de funcionarios que sean nominados por el propio Fiscal General en conflicto de intereses.

En segundo lugar creo que es muy importante, y frente a los casos de faltas absolutas, en adelante la interinidad sea cubierta por la propia Corte Suprema de Justicia. De tal manera que no se creen estímulos para que las interinidades se prolonguen como ha ocurrido en el inmediato pasado.

Dada la necesidad, porque creo en la transparencia de la gestión pública, me parece fundamental que haya un control de la Fiscalía autónomo y el jefe de control interno de la Fiscalía General en tanto no exista hoy en la Constitución un régimen disciplinario especial y un régimen de Fiscal especial que haya un control interno designado por un ente autónomo  que debe corresponder al nominado del Fiscal General que debe ser la Corte Suprema de Justicia que reciba todas las averiguaciones y los informes que se produzcan. 

En lo mismo que hemos hecho en Colombia en relación con las oficinas de control interno de las oficinas públicas que hoy reportan con buen suceso en mi sentir, mi experiencia, directamente ante la Presidencia de la República y no sus directos jefes de los institutos, ministerios o entidades administrativas.

¿Ya tiene listo a su Vicefiscal General?

Por el momento me voy a empeñar en trabajar en el conocimiento, en el empalme con el Fiscal encargado que muy generosamente me ha expresado su disponibilidad para empezar en este tema.

¿Continúa con su propuesta frente a los casos de violencia intrafamiliar?

La protección de la mujer tiene que ser una de las prioridades  en materia del trabajo de la Fiscalìa General. Me ratificó en la necesidad de que como complemento de la legislación que hoy prevé sanciones en materia penal contra quienes afectan la integridad familiar, como complemento, haya  políticas públicas preventivas que fue el alcance de mi intervención ante la Corte Suprema.

No puede ser posible que el Estado no actue integralmente con el concurso de las comisarías y Bienestar Familiar para prevenir la violencia intrafamiliar, y por supuesto quien lacere y afecte la integridad de la mujer, de  los niños  y ancianos en la vida familiar  respondan en materia penal, como es el propósito de la legislación vigente.

Voy a convocar en las primeras semanas de su gestión a las dirigentes de organizaciones femeninas para que comprendan el alcance  de este compromiso y para que ayuden a prevenir cualquier acto de violencia.

¿Tiene algún impedimento?

No conozco en este momento que pueda existir un impedimento. Pero yo si quiero decirle algo a los colombianos, de existir, puesto que eso es propio en el ejercicio de la función pública, me llenaría de satisfacción saber que el funcionario que deba acometer el conocimiento de esos temas no depende funcionalmente del Fiscal General sino que es objeto de una designación ad hoc por parte de la Corte Suprema de Justicia.

¿Qué hacer con las denuncias frente a los delitos menores?

Si vamos a aclimatar la paz en Colombia tenemos que asegurar que los ciudadanos tengan a la justicia cercana. Tenemos problemas cruciales de acceso a la justicia. Ese va a hacer una de sus prioridades inmediatas.Necesitamos que sea fácil acceder a las denuncias. Trabajaré con todos los alcalades  y gobernadores  para crear unidades de atención  de acceso inmediato para el ciudadano y que permitan que los  actos urgentes de intervención de la Fiscalía se cumplan  efectivamente, que los actos de conciliación  en aquellos casos en que procede se haga por parte del  fiscal de conocimiento y nos vamos a volcar a un proceso de modernización de la Fiscalía desde  la perspectiva gerencial que va a llevar  a que a través de los sistemas de computación  se pueda afectar fácilmente al ciudadano. La posibilidad de la denuncia a través de aplicativos como los que utilizamos los colombianos debe ser también de acceso a las instituciones públicas.

En esta materia  va a haber un revolcón importante y tiene referentes en América Latina como en Chile. Desde el momento en que el ciudadano coloca su denuncia de manera muy fácil, y es la propia entidad la que empieza a comunicarse telefónicamente con el ciudadano para darle cuenta y razón de su denuncia. No nos sentiremos conformes con denuncias que  son objeto de reparto cuatro meses después en varios casos. Compartimos la necesidad de que los actos relativos a las decisiones que deban  adoptarse bien sean el archivo o la imputación  de cargo se produzcan no en los tiempos promedios que hoy se están generando que son superiores al año y medio.