Tragedia militar en Santander

El general Alfredo Bocanegra Navia, Comandante de la Quinta Brigada del Ejército, fue una de las cuatro víctimas que dejó el accidente de un helicóptero militar, que se registró este viernes en la vereda Galán, jurisdicción de Rionegro (Santander).

Junto con el general también murieron el teniente John Alexánder Salcedo, el soldado profesional Germán Alfonso Hurtado Ruiz y el piloto Jaime Landínez.

Personal del CTI y del Ejército rescató los cadáveres en horas de la tarde de ayer y los llevó a Medicina Legal de Bucaramanga, donde realizarán la identificación, ya que quedaron calcinados.

La aeronave, afiliada a Heliservice y de matrícula HK-4594, despegó a las 9:21  a.m. de la base de la Brigada en Bucaramanga rumbo a Aguachica (Cesar).

Según versión del diario Vanguardia Liberal, el testigo Carlos Moreno dijo que vio la aeronave dar giros en el aire. “Sonaba extraño. Luego salió de la neblina, se vino en picada y cayó en un cafetal”. Agregó que durante 10 minutos sonaron explosiones.

Aunque la primera hipótesis apunta a problemas climáticos, el ministro de Defensa, Rodrigo Rivera, ordenó investigar a fondo para determinar si fue por eso, por fallas mecánicas o por un atentado.

El general Alejandro Navas, comandante del Ejército, describió al general Bocanegra Navia como un gran guerrero, un hombre de armas  y un pensador militar.

El cuerpo del general Bocanegra será trasladado a Bogotá. Los otros, a sus lugares de origen.

Temas relacionados