Tras investigación interna, Ejército reitera que no hizo chuzadas

El informe de la investigación recomienda suspender de sus cargos a seis militares.

El informe de la investigación realizada por el Ejército Nacional tras las revelaciones de las supuestas chuzadas que se estaban haciendo desde una fachada en el barrio Galerías de Bogotá, reveló que, según las FF.MM, el procedimiento fue legal.

“La creación de la fachada Buggli Hacker fue legal, con fundamento en la Constitución política de Colombia, las directivas, reglamentos y el manual de manejo de redes e informantes el cual se refiere a la fachada y a la historia ficticia, además su funcionamiento estaba soportado en órdenes de operaciones emitidas por el comandante de batallón de inteligencia técnica número Tres”, señala el informe revelado este viernes.  

Así mismo, el informe señala que “para el funcionamiento de la fachada se utilizaron rubros que están utilizados por la ley, respaldados en la normatividad legal vigente y se encuentran con los debidos soportes”.

Según el informe, Se realizaron 10 entrevistas, 22 pruebas de credibilidad y confiabilidad de manera voluntaria, en las que los entrevistados manifestaron “que en ningún momento adelantaron interceptaciones de comunicaciones, y  fueron reiterativos en asegurar que en la fachada no realizaron actividades ilícitas”.

El Ejército señaló que corresponderá a la Fiscalía General de la Nación, a la Justicia Penal Militar, y a la Procuraduría General de la Nación, evaluar la veracidad de esas manifestaciones”.

El informe también señala que tras un análisis minucioso de la situación “se puede conferir que se presentaron errores de procedimiento y de contrainteligencia en el manejo de la fachada para proteger el secreto de la operación, teniendo en cuenta que personas ajenas al proceso tuvieron conocimiento del funcionamiento de la fachada”, lo cual evidenció “faltas de control y supervisión”.

Se concluyó además que el comandante de la Central de Inteligencia técnica no informó de manera inmediata al mando superior sobre la diligencia de allanamiento y registro que efectuó el cuerpo técnico de investigación a la fachada Bugli Hacker el día 23 de enero de 2014. 

Teniendo en cuenta lo anterior, el inspector general del Ejército recomendó al comandante del Ejército Nacional “relevar de sus cargos a seis funcionarios que participaron directamente en la operación, durante el periodo que se adelanten las investigaciones para brindar mayor transparencia, así como la defensa apropiada y el debido proceso”.