Tras la pista del desfalcador de los Juegos Nacionales de Ibagué

La Policía reveló cómo se consiguió la captura del exsecretario de Hacienda de Ibagué, Oswaldo Enrique Mestre, quien se había apropiado ilegalmente de $11.500 millones.

Exsecretario de Hacienda de Ibagué Oswaldo Enrique Mestre Campos. / Foto: Archivo.

En la mañana del pasado 26 de diciembre, agentes de Interpol capturaron al exsecretario de Hacienda de Ibagué Oswaldo Enrique Mestre Campos, quien entró al país por el aeropuerto de Cartagena proveniente de Panamá.

De acuerdo con la Fiscalía, Mestre Campos habría incurrido en los delitos de celebración de contratos, celebración de contratos sin el cumplimiento de los requisitos legales y peculado por apropiación, por los hechos de corrupción que rodearon la remodelación y construcción de escenarios para la celebración de los juegos Ncaionales del año 2015.

Gracias a las declaraciones de otros procesados por el desfalco que ascendería a los $66.000 millones, el ente investigador ha logrado establecer que este hombre habría estado a cargo de mover el presupuesto de la Alcaldía para "inflar" el contrato de construcción de escenarios de $6.000 a $11.500 millones, y así garantizar el dinero para el pago de las coimas a los demás implicados.

“Según la investigación, Mestre actuó en complicidad con el asesor externo de la Secretaría de Hacienda, el abogado Orlando Arciniegas Lagos, también capturado por la Policía Nacional el pasado 13 de junio, en la línea fronteriza entre Colombia y Ecuador”, informó la Policía.

No obstante la orden de captura en su contra, Mestre Campos logró salir del país el pasado 14 de octubre con dirección a San Diego (Estados Unidos). Dos meses más tarde, el 12 de diciembre, la oficina de Interpol en Colombia “generó una alerta a los 190 países miembros para que ayudaran a dar con el paradero del exsecretario de Hacienda de Ibagué”.

Diez días después, la oficina de los Estados Unidos informó a Colombia que Mestre Campos se encontraba en suelo norteamericano. Así fue como comenzaron los monitoreos de sus movimientos: pasó por Guadalajara (México) y de allí se dirigió hacia Ciudad de Panamá donde fue fue inadmitido y enviado a Colombia con base en la Notificación Azul emitida en su contra.

Finalmente, en la noche del 25 de diciembre partió del país vecino el vuelo N° 155 de la aerolínea Copa Airlines, en el que las autoridades panameñas embarcaron a Oswaldo Enrique Mestre, con previo a sus pares colombianos.  A las 10:42 de la noche, cuando el avión aterrizó en el Aeropuerto Internacional Rafael Núñez de Cartagena, los funcionarios de Interpol hicieron efectiva la orden de captura emitida por la Fiscalía 22 de Ibagué.