Trasladan a La Picota al 'hacker' Andrés Sepúlveda

La decisión fue tomada por un juez quien ordenó que en el centro de reclusión se le deben brindar al detenido todas las medidas de seguridad.

En la noche de este jueves fue trasladado desde el búnker de la Fiscalía General a la cárcel La Picota de Bogotá el 'hacker' Andrés Fernando Sepúlveda investigado por, presuntamente, interceptar correos electrónicos de personas relacionadas con el proceso de paz con la guerrilla de las Farc. 

La decisión fue tomada por una jueza de garantías quien ordenó además que al procesado se le brinden todas las garantías en el centro de reclusión, esto debido a las amenazas que ha recibido en su contra en los últimos días en contra de su vida e integridad personal. (ver Las pruebas de la Fiscalía en contra del 'hacker' Sepúlveda)

Por esta razón fue recluido en un pabellón de máxima seguridad aislado de la mayoría de internos. Se ha podido establecer que debido a la falta de cupos en el búnker de la Fiscalía y la cárcel La Modelo donde iba a ser recluido se tomó esta decisión la cual fue cuestionada por la defensa de procesado.

Los abogado del ‘hacker’ manifestaron que desconocían el traslado, indicando que tienen una preocupación debido al tema de seguridad de Sepúlveda Ardila, razón por la cual permaneció un mes privado de su libertad en los calabozos hasta el pasado lunes cuando una jueza de conocimiento ordenó su libertad.

“Tememos por su seguridad, Andrés tiene información importante por lo que podría peligrar su vida”, expresó Luis Bernardo Álzate, quien defiende los intereses del desarrollador de software de 29 años quien es procesado por su presunta participación en los delitos de concierto para delinquir, espionaje, uso de software malicioso, acceso abusivo a sistemas informáticos y violación de datos personales.

El pasado martes Sepúlveda fue recapturado y presentado posteriormente ante un juez de garantías quien lo cobijó con una medida de aseguramiento al considerar que representaba un peligro para la sociedad y que en libertad podía afectar el desarrollo del juicio y continuar con sus actividades ilegales.

El hombre ha sido señalado por las autoridades de obtener y divulgar información reservada sobre funcionarios del Gobierno y guerrilleros de las Farc que participaron en los diálogos, así como otros dirigentes políticos como el exvicepresidente de la República, Francisco Santos y su secretaria personal.

ElEspectador.com ha establecido además que en los últimos días se han adelantado una serie de reuniones en el despacho de la jueza 10 de conocimiento con miembros de la Policía Metropolitana y la Defensoría del Pueblo para tratar temas relacionados con la seguridad del procesado y su grupo familiar. Esto atendiendo la solicitud presentada por la Procuraduría General. 

 

últimas noticias