Por tratos humillantes, sancionada funcionaria de Calarcá, Quindío

La registradora de Instrumentos Públicos trataba a sus subalternos de “brutos, mongólicos e ignorantes”.

Al comprobar los tratos humillantes que ejercía Luz Stella Trujillo, registradora de Instrumentos Públicos del municipio de Calarcá, Quindío sobre sus subalternos, la Procuraduría General confirmó la sanción disciplinaria en su contra de destitución e inhabilidad por 10 años para ejercer cargos públicos.

La investigación fue emprendida por la Procuraduría Regional Quindío después de la denuncia de los empleados sobre tratos humillantes por los términos desobligantes que recibían por parte de la funcionaria.

Durante la investigación el Ministerio Público pudo comprobar que la registradora utilizaba en repetidas oportunidades calificativos como “mongólicos, brutos, ignorantes, trogloditas, empíricos, hp, perros”, además de emitir un trato discriminatorio y desconsiderado.

En el fallo de segunda instancia, el procurador segundo delegado para la Vigilancia Administrativa, Fernando Brito Ruiz, consideró que “la ley de acoso laboral tiene por objeto prevenir y sancionar conductas que causan menoscabo o detrimento laboral” precisando que con estas actitudes se la honra, la intimidad, la salud mental de los trabajadores, además del buen ambiente de la empresa y el trabajo en condiciones dignas y justas. 

Temas relacionados