La empresa encargada de la liquidación es Fiduprevisora

Tres liquidadores de Corelca fueron llamados a juicio

La Fiscalía anunció que tiene listo el escrito de acusación en contra de dos empleados y un contratista de la empresa Fiduprevisora, quienes estaba a cargo de la liquidación de la Corporación Eléctrica de la Costa Atlántica (Corelca).

La Corporación Eléctrica de la Costa Atlántica (Corelca) fue condenada en 2009 a indemnizar a 13 familias. La condena fue de $14.000 millones. iStock

Por las presuntas irregularidades en la liquidación de la Corporación Eléctrica de la Costa Atlántica (Corelca), la Fiscalía está lista para presentar el escrito de acusación en contra de dos empleados de la empresa Fiduprevisora y un contratista, quienes habrían cometido una serie de irregularidades en el proceso. 

Se trata de Carlos Alberto Parra Satizábal, Gerardo Mauricio Cortés Pomar y Javier Alexander Colmenares Ardila, quienes estaba a cargo de la liquidación de Corelca, a quienes la Fiscalía los acusa de los delitos de prevaricato por acción, falsedad ideológica en documento público y fraude procesal en calidad de coautores.

De acuerdo con las pruebas recopiladas por el ente investigador, el origen de este expediente es el proyecto de Corelca para la ampliación de las redes eléctricas en zona rural de Mompox y otros municipios de Bolívar, en 1998. Dos años después, 63 familias se declararon víctimas de ese proyecto y demandaron civilmente a la empresa. (Implicados en venta irregular de tierras en Cartagena seguirán en la cárcel)

En 2009, Corelca fue condenada y obligada a pagar una indemnización de $14.000 millones. Fue entonces cuando la empresa entró en quiebra y Fiduprevisora entró al proceso de liquidación. Parra, Cortés y el contratista Colmenares fueron los funcionarios designados para la tarea. (Imputaron cargos a funcionarios por venta irregular de tierras en Cartagena)

La Fiscalía sostiene que fueron ellos quienes contactaron a la registradora de Instrumentos Públicos de Cartagena (Bolívar) para lograr que se levantaran una medidas cautelares en 10 lotes en la isla de San Andrés y Providencia que había ordenado el Juzgado Promiscuo del Circuito de la ciudad de Mompox para proteger a las víctimas del proyecto de Corelca. (Juez se abstuvo de dictar medida de aseguramiento a seis implicados en caso Corelca)

Después de contactar a la registradora, los funcionarios habrían logrado que se levantaran esas medidas para que pudieran anexar esos predios a la liquidación que  adelantaban y así, aumentar el valor de la empresa.

Así las cosas, la Corte Suprema de Justicia tiene la palabra para decidir si el juicio se adelanta en Barranquilla, como lo pidieron dos de los procesados, o en Bogotá como solicita la Fiscalía. Cuando se sepa el lugar, se fijará la fecha de comienzo del juicio.