Tres policías retirados, acusados de integrar banda criminal, fueron enviados a la cárcel