Tribunal dejó en firme proceso contra exfuncionario de Álvaro Uribe por "chuzadas"

César Mauricio Velásquez es investigado por presuntamente solicitar información privilegiada para hacer una campaña de desprestigio contra los magistrados de la Corte Suprema de Justicia.

Archivo

La Sala Penal del Tribunal Superior de Bogotá dejó en firme el proceso que se adelanta en contra del exsecretario de prensa de la Presidencia de la República, César Mauricio Velásquez por su presunta participación y responsabilidad en los hechos que rodearon la búsqueda de información privilegiada para crear un plan de desprestigio en contra de los magistrados de la Corte Suprema de Justicia.

El Tribunal rechazó la solicitud de nulidad presentado por la defensa del otrora exembajador de Colombia en el Vaticano. En el recurso presentado se manifestaba que la Fiscalía General habría reabierto la investigación en contra de Velásquez sin elementos materiales probatorios nuevos como lo exige la ley hecho por el cual se pedía anular todo lo actuado hasta el momento.

La investigación contra Velásquez fue archivada en junio de 2009 por falta de elementos probatorios, sin embargo dos años después un fiscal delegado ante la Corte Suprema consideró que existían testimonios que vinculaban al entonces secretario de prensa en unas reuniones que se sostuvieron en la Casa de Nariño en las que le ordenó al DAS conseguir información privilegiada.

Igualmente el funcionario habría asistido a la polémica reunión con el exjefe paramilitar Severo Antonio López conocido con el alias de ‘Job’. En aquel encuentro participaron el entonces asesor jurídico Edmundo del Castillo; los abogados Diego Álvarez Betancourt –quien defendía a ‘Don Berna’ y Sergio Augusto González y el secretario privado de la Presidencia, Bernardo Moreno.

La Fiscalía General sostiene que el plan de desprestigio en contra de los magistrados se originó por la investigación que se le abrió al entonces senador Mario Uribe Escobar –primo de Álvaro Uribe Vélez- por sus presuntos nexos con grupos paramilitares. En esas reuniones se le ordenó al DAS y a la Uiaf recolectar y entregar datos privados de los togados.

Velásquez habría recibido los datos y los filtró a los medios de comunicación con el fin de afectar la imagen de los magistrados, principalmente los de la Sala Penal, y así minar la credibilidad de sus decisiones. En los informes filtrados se hacía señalamientos directos a la relación de los magistrados con el polémico empresario del Huila, Ascencio Reyes.

El plan consistía en demostrar que Reyes había invitado a un grupo de magistrados a una fiesta privada en Neiva para homenajear a Yesid Ramírez, entonces presidente de la Corte Suprema. Igualmente la Uiaf recopiló movimientos bancarios e hizo un estudio de las propiedades que ellos tenían para así vincularlos con diferentes delitos.

En los próximos días el centro de servicios judiciales del complejo judicial de Paloquemao deberá fijar una nueva fecha para continuar con la acusación en contra de los dos exfuncionarios del segundo gobierno de Álvaro Uribe Vélez.

Edmundo del Castillo es procesado por los delitos de concierto para delinquir, violación ilícita de comunicaciones y peculado por apropiación, mientras que César Mauricio Velásquez, quien se encuentra en Roma, es investigado por el delito de concierto para delinquir.
 

 

últimas noticias