Tribunal dictó nueva medida de aseguramiento contra gobernador de La Guajira

Se consideró que Juan Francisco Gómez Cerchar representa un peligro para la sociedad y puede obstruir en libertad a la administración de justicia.

Un magistrado de la Sala Penal del Tribunal Superior de Bogotá aceptó la solicitud de la Fiscalía General y cobijó con medida de aseguramiento al gobernador de La Guajira, Juan Francisco Gómez Cerchar, en el marco del proceso que se le adelanta por triple homicidio.

En su determinación, el togado consideró que el mandatario departamental –quien hace poco presentó renuncia a su cargo- representa un peligro para la sociedad y para los familiares de las víctimas, igualmente se consideró que en libertad podría afectar la recta administración de justicia.

En sus consideraciones se ordenó la compulsa de copias con el fin de investigar al director del Inpec, general Saúl Torres por las reiteradas fallas en el traslado de Gómez Cerchar a las audiencias en el Tribunal Superior de Bogotá.

La defensa del gobernador presentó un recurso de reposición en contra de esta decisión el cual será resuelto en las próximas horas. Gómez Cerhcar se encuentra privado de la libertad en la cárcel La Picota de Bogotá desde octubre de 2012. 

El proceso contra el gobernador

En su exposición, la fiscal cuarta delegada ante la Corte Suprema, Martha Lucia Zamora, señaló que existen pruebas para inferir la participación del mandatario departamental en tres delitos de homicidio agravado, dos tentativas de homicidio, porte ilegal de armas agravado y porte ilegal de armas de uso privativo de las Fuerzas Militares.

En este sentido señaló que existen diversas pruebas que relacionan a Gómez Cerchar con el crimen del esposo de la exmandatario municipal y su escolta en hechos registrados el 2 de abril de 2008 cuando el vehículo en el que se movilizaban fue atacado por hombres armados en la carretera que comunica el municipio de Fonseca y Barrancas.

En la investigación de la Fiscalía General se tomaron testimonios que señalaron que Gómez Cerchar apoyó políticamente a Yandra Cecilia Brito en la campaña para la alcaldía en el periodo 2004-2007. Luego salir victoriosa en las urnas el ahora gobernador le exigió cuotas económicas y burocráticas.

Sin embargo la mandataria se negó a estas exigencias, lo que provocó malestar en la relación que tenía con ‘Kiko’ Gómez, quien buscó a su esposo para hacerle estas propuestas para la entrega de prebendas. “Le exigió una fuerte suma de dinero, lo amenazó de muerte".

Poco después del 31 de diciembre de 2007, cuando finalizó el periodo de Brito, Gómez Cerchar, se reunió en una finca de su propiedad con Marcos de Jesús Figueroa, alias ‘Marquitos’ y otras dos personas con el fin de planear el crimen.

El crimen de Yandra Brito

Como una “búsqueda de la impunidad” calificó la fiscal del caso el hecho de que se ordenara el asesinato de Yandra Brito quien en repetidas oportunidades señaló al mandatario departamental de ser el autor intelectual del crimen de su esposo como represalia por no atender sus peticiones económicas y burocráticas.

Para la Fiscalía, Brito se convirtió en una “piedra en el zapato” para Gómez Cerchar puesto que la exmandataria municipal era bastante insistente en la búsqueda por la verdad y la identificación de los autores materiales e intelectuales de los asesinos de su esposo.

Con este hecho, según la fiscal del caso, se buscó ocultar el delito y entorpecer de esta manera la investigación que se estaba adelantando por parte de Brito quien fue asesinada el 28 de agosto de 2012 cuando dos sicarios motorizados atacaron el vehículo en el que se movilizaba con su conductor en el centro de Valledupar.
La representante del ente investigador señaló que según las pruebas de balística y materiales recolectadas la exmandataria murió en el acto debido a la violencia del ataque, mientras que su conductor huyó pese a que recibió disparos en contra de su humanidad por parte de los sicarios, que harían parte de la banda criminal comandada por alias ‘Marquitos’.
El pasado 12 de febrero la Procuraduría General lo destituyó e inhabilitó por 17 años para ejercer cargos públicos a Gómez Cerchar por las irregularidades en la celebración de tres contratos para obras públicas en el departamento.