Está en Estados Unidos

Tribunal ordenó iniciar trámite de extradición contra el exjefe paramilitar Hernán Giraldo

Noticias destacadas de Judicial

La Sala de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Barranquilla ordenó librar orden de captura con notificación roja de Interpol y activar el trámite de extradición del hombre que durante años delinquió en la Sierra Nevada de Santa Marta. En 2008 fue extraditado a los Estados Unidos junto a otros jefes paramilitares.

La Sala de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Barranquilla ordenó capturar, con notificación roja de Interpol, y activar el trámite de extradición para el exjefe paramilitar Hernán Giraldo, alias de El Patrón y antiguo comandante del Bloque Resistencia Tayrona de las extintas AUC. Está previsto que vuelva al país, a comienzos de 2021, luego de que en mayo de 2008 fuera enviado a los Estados Unidos junto a otros 13 comandantes paramilitares que eran solicitados por la justicia de ese país por delitos de narcotráfico.

“Una vez cumpla su pena en los Estados Unidos de América, sea puesto a disposición de este Tribunal. La Sala impuso tres medidas de aseguramiento dada su autoría en 339 crímenes de guerra, actualizados entre 1982 y 1995, que corresponden a los delitos de homicidio en persona protegida (artículo 135 del CP), desplazamiento forzado (artículo 159 del CP), desaparición forzada (artículo 165 del CP), acceso carnal violento en persona protegida (artículo 138 del CP), entre otros”, señaló la Sala de Justicia y Paz.

(Le puede interesar: “Era una tortura”: víctimas del exparamilitar y “depredador sexual” Hernán Giraldo)

Según el Tribunal, aunque Giraldo lleva más de ocho años privado de la libertad por delitos no relacionados con el conflicto armado, no ha delinquido después de su desmovilización y ha cumplido con los compromisos de verdad y entrega de bienes para reparación, “no se acreditaron -a través de documentos apostillados y debidamente traducidos- la buena conducta y el sometimiento a programas educativos y de resocialización para gozar de la sustitución de las medidas de aseguramiento”.

Por esa razón, la Sala de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Barranquilla le negó, por el momento, la libertad al exjefe paramilitar. “El proceso pasará a la Sala de Conocimiento para la cuantificación de los perjuicios causados a las víctimas y la emisión de la nueva sentencia”, dijo el tribunal que en diciembre de 2018 emitió la primera condena contra Hernán Giraldo. El exparamilitar, conocido con los alias de El Viejo o El Taladro, nació el 16 de agosto de 1948 en San Bartolomé, Caldas. Era el comandante del bloque Resistencia Tayrona, que delinquía en la Sierra Nevada de Santa Marta, y llegó a manejar unos un 1.200 hombres.

(Le puede interesar: Exjefe paramilitar Hernán Giraldo es condenado a 16 años y medio de cárcel en Estados Unidos)

El 2 de febrero de 2006, se acogió a la Ley de Justicia y Paz, luego de desmovilizarse junto a sus hombres en la vereda Quebrada El Sol, corregimiento de Guachaca, municipio de Santa Marta (Magdalena). Bajo ese esquema de justicia transicional, fue condenado en 2019 por un total de 32 delitos que incluyen secuestro, desaparición forzada, reclutamiento ilícito, tráfico de estupefacientes y siete tipos diferentes de violencia sexual. Y es que Giraldo Serna fue la pesadilla de cientos de menores de edad en las cercanías de la Sierra Nevada donde, bajo su mando, las agresiones sexuales de todo tipo —desde prostitución hasta abortos obligados— se volvieron una forma de control social.

El fallo asegura que Giraldo Serna “era un depredador sexual que enfocó sus deseos morbosos y enfermos en niños, para él la infancia no existe, pues una niña de tan solo 13 años ya era suficiente para despertar sus deseos sexuales, los cuales satisfacía sin pudor alguno, sin la mínima consideración hacia los padres, quienes aterrorizados debían soportar ver a una niña jugar, antes de ser llamada por Giraldo para satisfacerlo sexualmente”. Además, tras probar que la conducta del comandante “era emulada por sus subalternos del grupo armado”, el Tribunal concluyó que la violencia basada en género tuvo una conexión con el conflicto, pues se utilizó como una forma de control.

Giraldo, quien fue extraditado a Estados Unidos en 2008, fue condenado en 2017 por la justicia de Estados Unidos a 16 años y medio de prisión por delitos relacionados con tráfico de narcóticos. El 8 de diciembre de 2020 la Fiscalía lo citó a indagatoria, junto a Rodrigo Tovar Pupo, alias Jorge 40, por una seguidilla de homicidios contra líderes de la Universidad del Magdalena. Se trata de los asesinatos del vicerrector del plantel, Julio Alberto Otero Muñoz, perpetrado en mayo del 2001; del decano de Educación, Roque Alfonso Morelli Zárate, ultimado en septiembre de 2002; así como el del estudiante Hugo Elías Maduro Rodríguez, ocurrido en mayo del 2000, y por el que también está siendo indagado el entonces rector y actual gobernador Carlos Caicedo.

(Lea aquí: Los despojos que lideró el bloque Resistencia Tayrona)

Comparte en redes: