Tribunal ordenó reintegro de intendente de la Policía separado por pedir renuncia del general Palomino

Al resolver una acción de tutela se determinó que la medida cautelar interpuesta en el desarrollo de la investigación disciplinaria no tenía justificación.

El Tribunal Administrativo de Cundinamarca ordenó reintegrar al intendente de la Policía Nacional, Henry Monroy Farfán que había sido apartado de su cargo temporalmente mientras se le adelantaba una investigación interna. Se determinó que las medidas cautelares emitidas no tenían justificación.

El intendente es investigado por la carta que envió en la cual pedía la renuncia del entonces director de la Policía Nacional, general Rodolfo Palomino por la serie de escándalos que se estaban presentando dentro de la Institución como las “chuzadas” a periodistas y la “comunidad del Anillo”.

En la misiva manifestaba que existía una baja en la moral del personal del nivel Ejecutivo de la Policía debido a las malas condiciones laborales. Para el intendente era injusto que se premiaran a los oficiales que estaban envueltos en investigaciones penales y disciplinarias.

Al revisar una acción de tutela se indicó que pese a que el utilizado por el uniformado en su escrito eran fuertes no se le podía vulnerar el derecho a la libre expresión. Además se consideró que al separarlo del cargo se le afectaba el derecho al trabajo y al mínimo vital para el sustento de su familia.

Tras revisar el caso se consideró que no existe ninguna prueba que permita inferir que el intendente pueda afectar el desarrollo de la investigación o manipular los elementos hecho por el cual no exista una justificación para la medida adoptada que lo separó en un principio de su cargo por tres meses.

En las próximas semanas se deberá conocer el fallo de la investigación interna en contra del intendente que le pidió al general Palomino que si sentía algo de honor entregara la placa, el uniforma y diera un paso al costado.