Tribunal Superior avaló prueba en juicio contra implicadas en caso Colmenares

Se trata del testimonio del investigador del CTI de la Fiscalía, Gerardo Quintero, quien fue uno de los primeros en llegar al parque El Virrey.

La Sala Penal del Tribunal Superior de Bogotá avaló el testimonio del investigador del CTI de la Fisalía, Gerardo Quintero en el juicio que se adelanta contra las jóvenes Laura Moreno y Jessy Quintero por su presunta participación y conocimiento en los hechos que rodearon la extraña muerte del joven Luis Andrés Colmenares Escobar, registrada el 31 de octubre de 2010.

Este testimonio fue solicitado por la defensa de las procesadas como prueba sobreviniente dentro del juicio que se adelanta ante el juzgado 11 penal del circuito con funciones de conocimiento. En su argumentación manifestaron que por su relevancia era necesaria en el proceso, sin embargo el representante de la parte civil y la Fiscalía General solicitaron que no fuera tenida en cuenta.

En su argumentación se indicó que el testigo fue uno de los primeros en llegar al parque El Virrey, en el norte de Bogotá. Quintero habría elaborado el informe sobre la búsqueda del joven Colmenares Escobar en dicha zona. “Concurren los presupuestos necesarios para un descubrimiento excepcional en el juicio y para la aducción de una prueba sobreviniente”.

Esto teniendo en cuenta que el informe elaborado por el agente del CTI no ha sido descubierto en su totalidad dentro del juicio que se adelanta contra las dos jóvenes por parte de la Fiscalía General, hecho por el cual es necesario el testimonio del investigador y conocer así la manera en cómo se realizó el mismo.

“Lo que consiste a Gerardo Quintero Riveros en razón de los actos de investigación que realizó en momentos posteriores a la muerte de Colmenares Escobar es relevante para la integridad del juicio y para el derecho de defensa: se está ante una persona que, con inmediatez temporal, conoció circunstancias directamente relacionadas con ese hecho”, precisó el Tribunal en el debate jurídico. 

Igualmente se tuvo en cuenta que “si solo en el juicio se conoció, con seguridad, la existencia de un informe cuya elaboración intervino el mencionado testigo; si hay argumentos para afirmar que ese elemento material probatorio no fue descubierto oportunamente por la Fiscalía, si por ese motivo los defensores no lo conocieron y si Gerardo Quintero Riveros intervino en su elaboración por haber participado en los actos investigativos realizados en la noche de los hechos, no cabe duda que se satisfacen los requisitos para que se practique ese testimonio y para que se introduzca el informe ya aludido”.

Con esta decisión se da vía libre a la reanudación del proceso que se adelanta en contra de las dos jóvenes, y el cual fue suspendido desde el pasado mes de octubre por la apelación presentada para tener en cuenta esta prueba dentro del proceso penal que ya cumple tres años.