Tribunal Superior ordenó restituir a Gustavo Petro a la Alcaldía de Bogotá

Ordena acatar las medidas cautelares emitidas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

La Sala Civil de Asuntos Agrarios del Tribunal Superior de Bogotá le ordenó al presidente de la República, en un plazo de 48 horas, reintegrar a su cargo en la Alcaldía Distrital a Gustavo Petro Urrego.

En la sentencia emitida por los magistrados Óscar Humberto Ramírez y Jorge Hernán Vargas se ordena al Gobierno acatar las medidas cautelares emitidas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que ordenó, en su momento, suspender provisionalmente el fallo condenatorio emitido por la Procuraduría General contra el entonces mandatario distrital.

En la tutela, presentada por un ciudadano, se argumentó que se le vulneró el derecho al debido proceso a Petro Urrego puesto que el Gobierno no tuvo en cuenta la jurisprudencia de la Corte Constitucional que indica que las medidas cautelares emitidas por la Cidh tienen carácter vinculante.

El abogado Héctor Carvajal explicó que “queda sin vigencia el decreto 570 con el que fue destituido el alcalde. La decisión es de obligatorio cumplimiento. Si el presidente presenta impugnación no interrumpe los efectos de cumplimiento inmediato que tiene esa decisión”.

Por medio de su cuenta en la red social Twitter, el exalcalde de Bogotá escribió: “Esta vez Tribunal Superior de Bogotá protege derechos políticos, que son derechos humanos de la ciudadanía bogotana, de Bogotá y los míos”.

Con esta decisión se activa el proceso de revocatoria del mandato de Petro Urrego. Por lo que en las próximos días la Registraduría Nacional de Estado Civil la fijación de una fecha para adelantar este hecho atípico.

La Secretaria Jurídica de la Presidencia de la República deberá decidir si impugna o no esta decisión la cual tendrá que resolverla una una instancia superior. En este caso sería la Sala Civil de la Corte Suprema de Justicia. 

Petro Urrego fue destituido e inhabilitado por 15 años para ejercer cargos públicos por la Sala Disciplinaria de la Procuraduría General por las irregularidades que rodearon la planeación y puesta en marcha del nuevo modelo de aseo en la capital de la República.