Tribunal Superior rechazó tutela de Silvia Gette contra Universidad Autónoma del Caribe

Se determinó que los elementos materiales de prueba sustentados en la acción judicial no cumplían con los requisitos de prueba.

En fallo de segunda instancia, la Sala Segunda Civil del Tribunal Superior de Barranquilla rechazó la demanda presentada por Silvia Gette en contra de la Universidad Autónoma del Caribe en la cual reclamaba el pago de 3.300 millones de pesos por la celebración de contratos firmados durante el tiempo en el que fungió como rectora.

En la decisión judicial se determinó que se habían presentado facturas falsas entre los contratos celebrados entre la Universidad y unas empresas con sede en Argentina. Se pudo determinar que Gette Ponce era la representante legal de las dos compañías por lo que se estaría presentando un conflicto de intereses.

En este sentido se consideró que las pruebas documentales presentadas por la demandante no tenían ningún soporte puesto que no tenían la firma de ningún funcionario para avalar tales transacciones. “(Son) fotocopias simples, que las puede hacer uno en una papelería cualquiera”, precia uno de los apartes del fallo revelado por el diario El Heraldo de Barranquilla.

Además se llama la atención que siendo la rectora cuando se celebraron dichos contratos no tuviera en su poder los documentos originales frente a la celebración de estos convenios contractuales. “Las anteriores facturas no reúnen el requisito de ser el origina, tal y como lo exige el artículo 772 del Código de Comercio”.

Con esta decisión se dejó en firme el fallo emitido el pasado 21 de enero por el juzgado 7 Civil del Circuito de Barranquilla que negaba las pretensiones de Gette Ponce quien actualmente se encuentra privada de la libertad en la cárcel El Buen Pastor de Bogotá enfrentando un proceso por soborno.