Tribunal Superior tendrá la última palabra en pruebas por el caso Colmenares

Este jueves una jueza de conocimiento avaló más de 100 elementos probatorios que serán utilizados en el juicio contra Laura Moreno y Jessy Quintero.

La Sala Penal del Tribunal Superior de Bogotá tendrá la última palabra en las pruebas que serán utilizadas en el proceso que se adelanta contra Laura Moreno y Jessy Quintero, por su presunta participación y conocimiento en los hechos que rodearon la extraña muerte del joven Luis Andrés Colmenares Escobar el 31 de octubre de 2010.

En la audiencia celebrada este jueves, la jueza 11 de conocimiento de Bogotá definió cerca de 100 pruebas, entre testimoniales y documentales, que serán tenidas en cuenta en el desarrollo de este juicio que ya lleva más de un año en etapa preparatoria.

En su decisión, la jueza no aceptó las pruebas de polígrafo, solicitadas por la defensa de las procesadas (tras considerar que en la ley actual colombiana, ese material probatorio viola la intimidad y la dignidad de los ciudadanos), así como el testimonio de Carlos Cárdenas y el exfiscal auxiliar, Napoleón Botache, quien denunció la búsqueda de “falsos testigos” por parte de Antonio Luis González.

En el análisis jurídico, se consideraron pertinentes las declaraciones de los padres del universitario, miembros del CTI de la Fiscalía que participaron en el levantamiento del cuerpo de Colmenares Escobar en el caño del parque El Virrey en el norte de Bogotá.

Además será considerada la exhumación realizada por el exdirector del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses, Máximo Duque en el cementerio de Villanueva, Guajira.

Igualmente se evaluarán las fotografías del recorrido que habría adelantado el joven después de salir de la discoteca Penthouse en la zona T de Bogotá hasta el parque El Virrey. Para esto, los testimonios de compañeros y amigos que estuvieron en la fiesta de disfraces serán claves.

Ante esta situación el juicio contra las dos jóvenes universitarias iniciará a comienzos del próximo año.

¿Sanción por filtrar información?

En el desarrollo de la diligencia judicial la jueza 11 de conocimiento citó para la próxima semana a audiencia de medidas correctivas al abogado de la familia Colmenares Escobar, Jaime Lombana y Luis Alonso Colmenares por presuntamente haber filtrado a los medios de comunicación información y datos “exclusivos” del desarrollo de la investigación del proceso.

En su intervención, la funcionaria judicial manifestó que está estrictamente prohibido que los sujetos procesales entreguen información a los medios, puesto que con esta acción se podría afectar el normal desarrollo de este sonado caso.

En un receso de la audiencia, el abogado Lombana denunció además una serie de hostigamientos e intimidaciones de las cuales sería víctima por parte de algunos familiares de Jessy Quintero.

"Ya en varias oportunidades ha ocurrido lo mismo. He sido objeto de intimidaciones especialmente por parte de algunas personas cercanas a la niña Quintero y por eso quiero hacer una declaración pública en la que hago constar que si algún día le pasa algo a Jaime Lombana, no dude que es por eso", aseguró.