Un millón de personas mueren por medicamentos falsos

La Policía ha incautado cerca de 16 millones de unidades de medicamentos.

En desarrollo de una redada internacional contra el tráfico de medicamentos adulterados, 9,8 millones de drogas potencialmente peligrosas fueron incautadas por las autoridades en 10 países.

En desarrollo de esa ofensiva se logró además la detención de 58 personas, la apertura de 175 investigaciones y el bloqueo de 1009 sitios web donde eran comercializados los medicamentos.

Entre las medicinas incautadas hay antibióticos, fármacos contra el cáncer, antidepresivos, suplementos alimenticios y productos para tratar la disfunción eréctil; el viagra encabeza la lista de medicamentos más falsificados.

“Se observa –advierte Interpol- un aumento significativo en la fabricación el comercio y la distribución de instrumental médico, fármacos falsos, robados o ilícitos. Numerosos pacientes en todo el mundo ponen en peligro su salud, e incluso sus vidas, al consumir sin saberlo medicamentos falsos o auténticos que han sido adulterados o almacenados o caducado”.

Según la Organización Mundial de la Salud, entre el 10 y el 30 por ciento de los medicamentos que se comercializan en el mundo son falsos, al igual que el 50 por ciento que ofrecen en la red.

En países africanos, asiáticos y latinoamericanos el fenómeno alcanza cifras preocupantes. Según cifras oficiales, anualmente, por culpa de los antimaláricos falsificados mueren 200.000 enfermos de paludismo, y se calculan que en el mundo un millón de personas morirían en al año por este fenómeno.

Por eso, el año pasado, representantes de 76 países firmaron un plan para enfrentar este problema. Interpol combate este delito mediante la coordinación de operaciones sobre el terreno a fin de desmantelar redes delictivas trasnacionales, capacitación de organismos y alianzas con distintos sectores.

En Colombia en los últimos años, la Policía Nacional ha incautado cerca de 16 millones de unidades de medicamentos ilegales, valorados en 23 mil millones de pesos.

En lo que va corrido del año 2013, la Policía ha logrado intervenir el contrabando y el comercio ilegal de medicamentos, aprehendiendo cerca de 3,6 millones de unidades, que de haberse logrado su comercialización habría afectado el sector farmacéutico del país, hasta en unos 2.200 millones de pesos.

A su vez, estadísticas del proyecto contra la falsificación de productos y usurpación de marcas de la Asociación Nacional de Industriales (Andi) indican que en el último año, las incautaciones de medicamentos falsificados crecieron 43 por ciento, siendo la Costa Atlántica, Cundinamarca y la zona de frontera con Venezuela, las regiones del país donde más ocurre este fenómeno.

Según estudios internacionales, un millón de personas mueren por cuenta de medicamentos falsificados que no causan el resultado que se espera o producen un efecto contrario.

Las bandas delincuenciales, adulteran cajas y sellos de los medicamentos, adquiridas de contrabando, igualmente, compran a bajo costo las pastillas en países vecinos, y luego en imprentas clandestinas, fabrican las cajas, insertos, etiquetas y suplantan un número de lote con nombres de firmas conocidas para introducirlas en el comercio.

Las redes de tráfico de medicamentos utilizan tres modalidades. La más usual, es la producción de las cápsulas con base en harina, produciendo envolturas, las tabletas y los sellos en laboratorios improvisados. En segunda instancia, es la utilización de medicamentos de contrabando, al que le cambian las cajas, los insertos, imitan logotipos y etiquetas aprobadas por el INVIMA y por último, distribución de medicina vencida a la que le borran la fecha y el número de lote.
 

Temas relacionados