Un policía muerto dejó ataque a patrulla en Corinto, Cauca

Las autoridades atribuyen el hecho a las disidencias de las Farc. Otro uniformado está herido. Corinto ha sido el epicentro desde el comienzo del año de enfrentamientos entre grupos armados, lo que ha llevado a casos de desplazamiento forzado.

El subintendente Luis Alfonso López Barón murió en el ataque. Policía y archivo

La población de Corinto, en el departamento del Cauca, ha sido blanco de acciones violentadas desde que inició el 2019. A finales de enero, los enfrentamientos entre disidentes de las Farc y el EPL, así como la aparición de cuerpos con signos de tortura, llamaron la atención de las autoridades del alto comisionado en Colombia de las Naciones Unidas. Ahora, un nuevo ataque perpetrado este sábado en la madrugada deja un policía muerto.

La emboscada a la patrulla que recorría, junto con otras dos patrullas más, el municipio al parecer la habrían perpetrado disidencias de lo que era el sexto frente de las Farc. La Policía confirmó que el ataque se dio con "con armas de fuego de largo alcance" desde una camioneta. Sin que haya un pronunciamiento oficial del alto gobierno al respecto, se confirmó que la víctima es el subintendente Luis Alfonso López Barón. Llevaba 13 años en la Policía. Y el patrullero Víctor Cortez Flor resultó herido y fue remitido a un hospital en Cali para ser atendido.

(Lea acá un análisis de lo que está pasando en el norte del Cauca: Marihuana, vieja guerra en el norte del Cauca)

Versiones oficiales apuntan a alias Harry como el presunto autor de este atentado. Hasta el momento, se sabe que tiene en su contra dos órdenes de captura por el delito de homicidio. El hecho fue repudiado por el comandante de la Regional Cuatro de la Policía, que cobija los departamentos de Cauca, Valle y Nariño.

La violencia no es nueva para Corinto. Los hechos de enero dejaron unas 200 personas desplazadas, según las comunidades indígenas, y al menos 500 más confinadas, de acuerdo con la Defensoría del Pueblo. Así lo dijo el pasado primero de febrero el defensor regional Felipe Vernaza Pinzón al proyecto de Colombia 2020 de El Espectador.  “Se tiene un promedio no verificado de que son 500 personas las que están confinadas. Sin embargo, no hemos podido ingresar a la zona para levantar un censo y garantizarles la atención”, dijo en esa ocasión.

(Le puede interesar: Masacre en Cauca ocurrió en el epicentro de una guerra por el narcotráfico)

El hecho además ocurre en una semana convulsionada en materia de orden público en el país. Sólo el viernes, en Saravena, Arauca, y a la víspera de una visita presidencial, la explosión de una granada lanzada por presuntos guerrilleros  del ELNcontra una patrulla de la Policía dejó cuatro civiles heridos.  Las autoridades investigan el hecho para tratar de establecer cuál de las guerrillas que opera en la zona es la responsable, ya que en Arauca es particularmente fuerte el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y también hay disidencias de las Farc.