¿Un segundo Garavito en Colombia?

En el último año, Bogotá ha sido testigo de macabros crímenes y de la captura de peligrosos delincuentes que han conmocionado a la ciudad.

 Una cuaderno, en el que estaban escritos 52 nombres de posibles víctimas, es el principal indicio que tienen las autoridades para creer que Eduardo C. T., de 47 años, sería una nueva versión del abusador Luis Alfredo Garavito. Para los investigadores, sería un violador en serie, con víctimas en Cali, Buenaventura, Bogotá y sus municipios aledaños.

Las autoridades empezaron a seguirle la pista desde mayo del año pasado, cuando un niño de 10 años relató cómo un sujeto lo amenazó con arma blanca, lo subió a un bus de servicio público y se lo llevó hasta inmediaciones del Relleno de Doña Juana. Allí abusó de él, se quedó con su ropa interior y, cuando terminó el ataque, le dio $5.000 para que regresara hasta su casa.

Los detectives del CTI iniciaron la investigación. Tras una serie de seguimientos y reconocimientos, los investigadores lograron identificar al posible responsable, así como su lugar de residencia. Con los indicios claros, solicitaron a un juez de garantías una orden de captura y de allanamiento, que hicieron efectiva el pasado fin de semana. Al sospechoso lo atraparon en una vivienda del barrio Santa Librada, al sur de Bogotá, donde le encontraron varios elementos que al parecer lo comprometen con varios casos de abuso sexual.

De acuerdo con Carmen Torres, directora seccional de fiscalías de Bogotá, durante el allanamiento encontraron una especie de diario donde se encontraron 52 nombres, que en principio, serían de posibles víctimas del detenido. De igual forma, hallaron otros elementos que serán tenidos en cuenta como evidencias en contra del procesado.

Al indicado lo llevaron el pasado lunes ante un juez de garantías, donde la Fiscalía legalizó la captura, el allanamiento y le formularon imputación por acceso carnal violento. En la misma diligencia le dictaron medida de aseguramiento, en la cárcel Modelo.

De acuerdo con la base de datos de la Procuraduría, este sujeto tiene antecedentes por abuso sexual, ya que fue condenado en primera instancia por el Juzgado 11 penal Municipal de Bogotá, que el 16 de junio de 2003 le impuso una condena de 10 años y ocho meses de prisión por el delito de acceso carnal violento. La decisión fue confirmada por la Sala Penal del Tribunal Superior de Bogotá el 5 de diciembre de ese año.

La pena la empezó a pagar el 25 de julio de 2005 y el 18 de julio de 2013 quedó en libertad, fecha en la que se remitieron oficios a todas las autoridades en Colombia y a la Interpol anunciando que estaba al día con la justicia. Desde entonces, al parecer, regresó a las calles a delinquir.

Sin bien, el nuevo proceso por el que fue detenido es por la denuncia del año pasado, con el listado que encontraron las autoridades trabajan para ubicar a los otros menores que pudieron ser víctimas del detenido y establecer si están frente a un nuevo caso de un violador en serie que azotó al país.

Crímenes atroces

Un violador en serie, en las calles de Bogotá, no ha sido el único riesgo que ha soportado la ciudadanía. En el último año se han registrado crímenes atroces que han conmocionado a la capital y que recuerdan que el riesgo es latente. Varios casos de personas descuartizadas, crímenes pasionales y asesinatos de niños hacen parte del recuento. Por fortuna, en algunos casos la acción de las autoridades ha permitido poner a los responsables tras las rejas. En otros, aún se espera justicia.

* Diciembre de 2013. Asesinaron a la porrista Luisa Fernanda Ovalle, a quien mataron a puñaladas, cuando se dirigía hacia su residencia en el barrio Castilla, al occidente de la capital. La joven, de 18 años, estudiaba Ciencias Políticas en la Universidad San Buenaventura. A la fecha no hay detenidos por este crimen.

* Marzo 11 de 2014. En el barrio el Progreso, de Ciudad Bolívar, encontraron dentro de una maleta el cadáver descuartizado de Jessica Mayerly Alza, de 15 años. Por este crimen capturaron a Aida Esperanza Valdés Contreras, de 22 años. Se dice que fue por motivos pasionales.

* Marzo 22 de 2014. Calle 56 con carrera 79. Barrio Roma, en la localidad de Kennedy. En una maleta, sobre un andén, recolectores de basura encontraron a una mujer de 22 años descuartizada. La identificaron como Tatiana Fandiño. Como responsable de este crimen capturaron a Kevin Rubén Jaramillo Valencia, su excompañero sentimental. Primero la ahorcaron con un cable de plancha y luego la descuartizaron. Fandiño, de 23 años, estudiaba gastronomía en el Politécnico Internacional, sede de Kennedy (Bogotá). Antes, se había graduado como bachiller académico del Colegio Cooperativo del barrio Timiza, cerca de su lugar de residencia.

* Septiembre 19 de 2014. En el barrio Nuevo Unido, de la localidad de Kennedy, encontraron el cadáver desmembrado de un sujeto. Por este caso capturaron a John Édison Caro Durango, alias ‘Fetuche’, quien era amigo de la víctima. Lo asesinó y los desmembró luego de una discusión mientras consumían licor

* Octubre de 2014. En un potrero de Ciudad Bolívar encontraron el cuerpo de Johan Sebastián Rúgeles, un niño de siete años, a quien estrangularon, torturaron y apuñalaron hasta causarle la muerte. Por este caso, las autoridades capturaron a su madre Maria Eugenia García y a uno de sus hermanos.

* Octubre 27 de 2014. Un sujeto confesó haber asesinado y descuartizado a su esposa por una infidelidad. Luego la arrojó a la quebrada Sabaneta. El crimen ocurrió cerca de Fusagasugá. El asesino fue Rigoberto Zambrano. La mujer la reportaron como desaparecida el 23 de octubre. En un predio de la Finca Las Brisas, dentro de una bolsa plástica negras se encontraron los restos humanos correspondientes a las manos, partes de los brazos y la cabeza de la mujer de 43 años.

* Noviembre 14 de 2014. En la madrugada un habitante de calle dio aviso a las autoridades luego de que encontrará unos muslos humanos en la calle 32 con carrera 28, en la localidad de Teusaquillo y luego, en una esquina ubicada detrás del Colsubsidio de la calle 26 hallaron en una bolsa negra dos piernas. No se logró la identificación de la víctima y hasta la fecha no se conocen los responsables de este crimen.

* Diciembre 11 de 2014. Asesinaron a la profesora Mónica Andrea Bravo, al parecer luego de un intento de atraco. A la víctima la subieron a un taxi, en el norte de Bogotá, y horas después arrojaron su cadáver en inmediaciones del estadio El Campín. A la fecha no hay detenidos por este crimen.