Un taxista reconoció haber drogado y robado a dos de sus pasajeros

Para el CTI no fue fácil dar con el chofer ya no tenía una residencia estable.

Roberto Marín, un taxista de 53 años de edad, reconoció este viernes en una audiencia de control de garantías haber drogado y robado a dos personas en Medellín.

La Fiscalía le imputó los delitos de hurto calificado, hurto por medios informáticos y falsedad en documento privado.

Marín aceptó los cargos y fue enviado a la cárcel Bellavista, pues el juzgado le dictó una medida de aseguramiento intramural.

El periódico El Colombiano reveló que Marín les suministraba una sustancia a sus pasajeros para dejarlos inconscientes y saquearles los bolsillos y las cuentas bancarias.

Tras una larga investigación del CTI de la Fiscalía, los agentes encontraron imágenes de los cajeros en donde aparecía vaciando las cuentas de sus víctimas.

Luego de comparar la foto con las de los empleados de distintas empresas de taxis, finalmente dieron con el paradero del taxista a pesar que no tenía una residencia estable, según reveló ese medio de comunicación.  

 

Temas relacionados