Una bala perdida tiene en riesgo el futuro de un futbolista colombiano

Juan Manuel Arbeláez viajó hace 15 días a México para probar suerte en partidos internacionales para llegar al fútbol profesional. Una bala perdida que impactó en su estómago lo tiene hoy en una cama en un hospital de Cancún.

Viajar y jugar en partidos internacionales es un paso fundamental que deben seguir los jóvenes futbolistas que quieren llegar a las ligas profesionales de fútbol. Precisamente por eso Juan Manuel Arbeláez de 21 años viajó hace 15 días a México. Llegó a Cancún para internar suerte en la escuela Car Cracks del Futuro. Pero en la madrugada del pasado viernes 2 de diciembre, una bala perdida que impactó en su cuerpo tiene hoy congelado el sueño de este joven futbolista.

La familia Arbeláez, al enterarse de la situación, se comunicó con los contactos que habían hecho para que Juan Manuel Arbeláez pudiera viajar y debutar en el país azteca. Les informaron que el estado de salud del futbolista es delicado. Que la bala había impactado en su estómago afectando varios órganos vitales, entre ellos una vértebra, el hígado, riñón e intestinos. Por eso tenía que ser intervenido quirúrgicamente de urgencia.

En una clínica de Cancún se realizó la operación. Pero después de la intervención, aseguran los familiares de Juan Manuel Arbeláez, no ha recibido ningún tipo de atención médica. “La situación de él es muy delicada, tiene un problema hepático y no lo han vuelto a atender, luego de la primera cirugía que le realizaron en su momento de ingreso. El hospital donde se encuentra está pidiendo $12 millones para poder brindarle la atención médica”, manifestó Dora Inés Vélez, tía del joven herido, a Noticias Caracol.

La escuela de fútbol San Carlos, con sede en Colombia,  en donde Juan Manuel Arbeláez hizo gran parte de su carrera, expresó en un comunicado de prensa su desconcierto por la situación de su exjugador. "Nos desconcierta la información relación sobre los gastos médicos y la atención que recibió Manuel, dado que dichos gastos fueron condonados en su totalidad gracias a las gestiones realizadas por Car Cracks del Futuro", informó el club a través de una misiva.

Al respecto, la familia Arbeláez aseguró que los empresarios que hicieron posible el viaje de Juan Manuel no han respondido por la salud del futbolista. La cancillería de Colombia ya está al tanto de la situación y aseguró que a través del Cónsul en Cancún ya se están realizando tareas para mejorar la atención médica del futbolista y lograr lo más pronto posible su repatriación.