“Una telenovela no es ningún homenaje”: hermana de Jaime Garzón

Marisol Garzón habló con El Espectador sobre su oposición a que el canal RCN realice una novela sobre la vida del humorista, cuyo asesinato fue recientemente reconocido como crimen de Estado.

Desde la muerte de Jaime Garzón, Marisol, su hermana, ha velado por la memoria del periodista y por que haya justicia en el caso. / Foto: Archivo

Marisol Garzón, la mujer que año tras año ha tratado de mantener vivo el legado de Jaime Garzón, asegura que la vida su hermano fue tan potente que no necesita de ella para mantenerse vigente. Mucho menos, dice, de una telenovela que está realizando el canal RCN sobre la vida del periodista y humorista asesinado el 13 de agosto de 1999 en Bogotá.

Para ella, lo que intenta hacer el canal es "enlodar la memoria" de su hermano, y desdibujar la imagen que de él tiene la opinión pública. Si bien sus dos hermanos, Alfredo y Jorge, dieron su autorización para el uso del nombre del reconocido periodista, Marisol es firme en su postura. Sobre los temores e inconformidades que tiene con el proyecto, habló con El Espectador.

¿Cómo se enteró que RCN estaba planeando hacer una novela de la vida de Jaime Garzón?

El canal RCN me intentó contactar desde hace quizás uno o dos años para a través del libretista Juan Carlos Pérez hacer la novela. Yo no tuve tiempo ni mucho interés en recibirlo. Pero mi hermano Alfredo sí.

¿Por qué no tenía interés para recibirlo?

Yo no lo hice porque ya existía un antecedente, cuando ellos iban a sacar ‘Los Tres Caínes’, en diciembre de 2012. Desde RTI me llamaron durante todos los meses anteriores para decirme que necesitaban mi autorización para que en la novela saliera Jaime (Garzón). Yo les dije tres cosas. Primero, que yo no era la única heredera, porque Alfredo y Jorge son mis hermanos y con ellos compartimos los derechos; segundo, que yo estaba pendiente de sacar al aire mi emisora, entonces no tenía tiempo. Y tercero, yo les decía que me parecía increíble que hicieran una novela sobre unos asesinos y perdóneme la expresión, pero es que los Castaño no son otra cosa que unos asesinos. Yo les decía que no me explicaba por qué mi hermano Jaime tenía que ver con una novela en donde seguramente le iban a hacer homenaje a sus asesinos.

¿Y con la novela que quieren hacer sobre él, qué pasó?

Yo me negué y negué, hasta que mi hermano Alfredo sí accedió a hablar con ellos. Él vino a Colombia a hablar con ellos. Luego él y yo tuvimos una reunión en la que me contó lo que le habían dicho y yo le dije: ‘Alfredo tenga cuidado, acuérdese de qué intención puede haber ahí’, pues todo el mundo sabe que RCN no es un canal que le vaya a hacer homenajes a la gente porque sí, porque son muy queridos. En la reunión con mi hermano decidimos contactarnos con el doctor Ramiro Bejarano, que fue quien comenzó a negociar de parte de nosotros. Yo no quería, pero cuando vi que RCN no aceptaba por ningún motivo que estuviéramos nosotros en medio de todo ese proceso de creación, fue peor.

¿Por qué no le gustó eso?

Yo pensaba “hombre pero si es un homenaje, ¿por qué no nos la jugamos y yo les ayudo?”, que es lo que ha pasado cuando se han hecho otras obras en su honor, como la escultura de cuatro metros y medio que está diagonal a Corferias y que hizo el escultor Alejandro Hernández, a quien acompañé todo el tiempo. Con mayor razón si van a hablar de él, y pretenden reconstruir su historia, ¿quién tiene los contactos, los archivos? Yo podía acompañarlos, trabajar de la mano con ellos, pero ellos no quieren. Ahí es donde yo digo y me cuestiono porque no aceptaron esa compañía, y es que yo creo que ellos tienen una intención muy clara.

¿Cuáles creen que son las intenciones de RCN?

La forma como lo mostraron a él en ‘Los Tres Caínes’, como un drogadicto, son detalles que para mí significan que quieren enlodar el nombre de Jaime, quieren desdibujar quién era Jaime Garzón. Pues yo no me meto a juzgar que es lo que sea o no, pero yo sí creo que ahí hay una intención muy clara. En muchos momentos en los que yo he dado declaraciones, RCN no ha estado. Pero este año se volvieron íntimos, muy queridos. Y el 13 de agosto, cuando se conmemora la muerte de Jaime (Garzón), ellos llegaron una hora antes. Me han llamado después de eso y de frente les dije: ‘no les doy declaraciones a ustedes’. Seamos coherentes: primero sacan una novela, que sé que están haciendo porque mis hermanos sí firmaron, ¿y ahora quieren que les dé declaraciones?

Se le oye muy convencida de su postura.

En este momento yo no doy mi brazo a torcer. Una novela no es un homenaje. A Jaime no se le hacen novelas de ese estilo, no estoy de acuerdo. Esto es gravísimo, porque van a sacar desde que éramos chiquitos, y ellos ¿qué van a sacar de mí? ¿Qué van a decir de mí, que estoy viva, y que me expongo a la opinión publica todo el tiempo? Mi vida también está en juego.

¿Ha tenido contacto con otras novelas de artistas o personajes reconocidos, qué opinión tiene sobre ellas?

Yo no veo novelas ni RCN nunca. Lo que yo conozco es que muchos familiares de quienes se ven allí retratados no han estado de acuerdo ni se han sentido conformes con lo que se vio en las pantallas. El problema de estas producciones es que tienen parte de verdad y de ficción, y el miedo es ¿qué le van a meter de ficción?, ¿por qué no nos dejan a nosotros como familia conocer lo que van a decir, por qué no nos dejan participar?

¿A qué proyecto le diría usted que sí para conmemorar la vida de Jaime Garzón?

El problema no es el canal ni el proyecto, sino el hecho de que este no sea un trabajo conjunto. Acá hay que mirar es cómo seguir lo que dice la ley que declara agosto 13 el Día Nacional de la Esperanza, que es el día en el que se conmemora a Jaime Garzón. Más que una novela, ¿por qué no hacemos un documental, un ejercicio importante de analizar quién era él?, pero no una novela, eso no es para conmemorar nada, mucho menos de la forma cómo ellos lo están planteando.

[email protected]