Injuria y calumnia

Uribe pide que se tumbe el fallo que ordenó rectificar acusaciones contra Daniel Samper Ospina

El senador del Centro Democrático argumentó que no está de acuerdo con las consideraciones hechas por el Tribunal Superior de Bogotá. El recurso será revisado por la Corte Suprema de Justicia.

El abogado Jaime Lombana, quien defiende al senador Álvaro Uribe Vélez, presentó un recurso de impugnación en contra del fallo emitido por la Sala Penal del Tribunal Superior de Bogotá que le ordenó al expresidente rectificar las acusaciones hechas en su cuenta de Twitter en contra del periodista Daniel Samper Ospina. (Ver: Uribe explica su versión de sus ataques contra Daniel Samper Ospina)

En el recurso -que tendrá que ser resuelto por la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia-el expresidente manifiesta que no está de acuerdo con los argumentos esgrimidos por el Tribunal Superior para que se retractara de una publicación en su cuenta de Twitter en el que calificaba al columnista como un "violador de niños". 

La defensa del columnista de la Revista Semana presentó un memoria ante la Corte Suprema de Justicia al considerar que se debe mantener la decisión puesto que el fallo protegió sus derechos al buen nombre y honra, vulnerados por el trino del expresidente de la República.

El pasado sábado, desde Barranquilla, el senador leyó un comunicado en un evento público en el cual se retractaba de las acusaciones. Sin embargo, en el mismo pronunciamiento atacaba a Samper Ospina por lo que consideraba un ataque en contra de los niños continúo en sus columnas de opinión. (Ver: Ordenan a Álvaro Uribe retractarse por llamar a Daniel Samper "violador de niños")

"A pesar de mi desacuerdo y por el respeto que debo a la administración de justicia acato el fallo del Tribunal de Bogotá. En consecuencia, como me exige la justicia,  corrijo que no es violador de niños. Nunca quise acusarlo de violación física o sexual de niños. En cuanto a la pornografía infantil, mi juicio de valor es rechazado por el Tribunal en providencia que prevalece sobre mi opinión, providencia que acato, por ende, tengo que aceptar que jurídicamente, según criterio de autoridad, no se ha configurado pornografía infantil", expresó el senador Álvaro Uribe desde el foro del Centro Democrático en Barranquilla.

Acto seguido, el exmandatario advirtió que en ejericio de sus derecho a opinar, consideraba que "ningún derecho está por encima de la obligación de respetar a los niños. Tan grave es el maltrato físico, la violación sexual, el abuso sicológico o la humillación.La referencia en sátira a una niña recién nacida, al asociar su nombre a una droga ilícita, no es asunto de poca monta. Hay derechos que son inseparables del ser humano, por ende, su vulneración equivale a violar a la persona titular, especialmente cuando el afectado es un niño".

En adelante, el discurso de rectificación del expresidente se convirtió en una ratificación de sus acusaciones con nuevos elementos. "La publicación impune de fotos de menores desnudos estimula el relajamiento en el respeto a sus derechos, ya con el antecedente grave de haber dejado sin adecuada sanción el secuestro de centenares de niños por Farc. Muchos todavía no han regresado. Las menciones denigrantes, en epítetos, por parte del director de la revista, a quienes trabajaron como modelos, es una ofensa agravada al respeto que la sociedad le debe a la mujer", agregó.