Vamos a verificar si hay delito en el Cauca: fiscal general

Una comisión del CTI viajó a ese departamento para escuchar a los militares que fueron atacados por los miembros de la Guardia Indígena.

Tras la solicitud presidencial de judicializar a los indígenas que expulsaron a las tropas del cerro Berlín, en Toribío (Cauca), la Fiscalía envió una comisión especial para escuchar a los militares y evaluar si efectivamente hubo o no delito. La comisión la encabeza la propia directora del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) y algunos fiscales, para iniciar el trabajo.

De acuerdo con Eduardo Montealegre, Fiscal General de la Nación, la metodología que se acordó consiste en recibir una descripción de los hechos, por parte de los miembros de la Fuerza Pública. “Ella tiene un inventario sobre todos los sucesos y en los casos que pudieron cometer delitos los indígenas por los disturbios. Por eso, va la comisión al Cauca a recibir las versiones de los miembros de la Fuerza Pública e iniciar las acciones penales, en caso de ser necesarias”, indicó.

El Fiscal General explicó que los responsables de los hechos violentos durante la expulsión de los militares pudieron incurrir en el delito de asonada. “La Constitución del 91 garantiza el derecho a la protesta pacífica y es claro que no se puede criminalizar la protesta.  Si se mantiene en un plano pacífico, no es una violación penal. Sin embargo, si hay hechos violentos la situación cambia. Como Fiscalía, tenemos que verificar, en el caso del Cauca, el límite que existe en el derecho a la protesta con la comisión de un delito”.

Según el fiscal Montealegre, cuando una manifestación recurre a la violencia contra los miembros de la Fuerza Pública para que esta omita su deber, se constituye en el delito de asonada. “Ahí es un delito y abandona el derecho legar a la protesta. Si la protesta es pacífica es constitucional, pero si hay violencia es penal”, agregó el fiscal.

Esta situación coincide con una investigación que viene adelantando hace varios meses el ente acusador contra varios líderes indígenas, por presuntos nexos con las Farc, lo que generó la expedición de varias órdenes de captura.  Aunque son dos hechos aislados, las autoridades indicaron que van a verificar si en la manifestación de ayer hay presencia de algunos indígenas con presuntos nexos con el grupo ilegal”.