“Vengo a conocer a mi madre 34 años después”: Juan Francisco Lanao

Hoy, Medicina Legal le mostrará a Lanao los restos de su madre, Gloria Anzola, quien murió tras la toma del Palacio de Justicia, con la probabilidad de haber sido desaparecida forzadamente. La Fiscalía, sin embargo, aún no da razón de cómo perdió ella la vida.

Una foto del álbum familiar: Juan Francisco Lanao en brazos de su madre, Gloria Anzola, en 1984.Archivo particular

La abogada Gloria Anzola es una de las 11 personas que, según la Corte Interamericana de Derechos Humanos, podría haber sido víctima de desaparición forzada luego del holocausto del Palacio de Justicia, ese cruento capítulo del conflicto colombiano en el que más de 100 personas murieron entre el 6 y el 7 de noviembre de 1985. Tras la toma del edificio por parte del M-19, y su retoma por parte del Ejército, son varios los episodios que siguen sin respuesta. Por ejemplo, ¿por qué los militares pudieron torturar a civiles sobrevivientes? ¿Quiénes son los responsables de la ejecución extrajudicial del magistrado auxiliar Carlos Horacio Urán?

En el caso de Anzola hay muchos interrogantes también para su familia. Dos son apremiantes: cómo murió y si fue o no sometida a una desaparición forzada. En entrevista con su único hijo, Juan Francisco Lanao Anzola, él le contó a este diario sobre las emociones que lo embargan y las dudas que lo acechan ad portas de ver por primera vez –con plena consciencia– a su madre, pues cuando fue la toma del Palacio, él no alcanzaba aún ni los 2 años. Para Lanao, Gloria Anzola era una imagen difusa, un recuerdo alimentado por relatos familiares que se sentían distantes, lejanos. Este jueves 19 de septiembre, Lanao comenzará un duelo que incluirá, por fin, una tumba para llorar.

::Identifican los restos de Gloria Anzola, desaparecida del Palacio de Justicia::

¿Cuándo le confirmó la Fiscalía el hallazgo de los restos de su madre?

Me lo confirmaron después de la audiencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (realizada en Colombia el pasado 5 y 6 de septiembre). Me habían pedido reunirnos desde antes, pero tuve que cancelarles. La cita fue con fiscal Jairo Humberto Oróstegui, gente de Medicina Legal y una psicóloga que ofreció ayuda. Al contarme de qué se trataba, entendí por qué la insistencia de ellos en verse conmigo. Nosotros veníamos preguntando por el caso de las torturas y por el de Carlos Horacio Urán, que no han avanzado en nada.

Su madre estaba en la tumba de María Janeth Rozo, una magistrada auxiliar de la Corte Suprema. ¿La familia de ella ya sabe quién estuvo realmente en su tumba todos estos años?

Sí, yo autoricé para que les contaran. El lunes de esta semana estuve en Fiscalía para confirmar cómo fue la entrega (en 1985), cómo la enterró la familia Rozo, cómo fue el hallazgo, cuáles son los protocolos de necropsia. Esa vez fue solo con Fiscalía.

¿Ya encontraron el cuerpo de Rozo?

Hay un posible cotejo, pero no lo confirmaron. La mamá de ella dice que siempre tuvo el presentimiento de que no fuera su hija quien estaba en la tumba que ellos visitaban.

::"Pudo prevenir desapariciones": Procuraduría sobre general (r) Arias Cabrales en el caso del Palacio::

¿Y cómo fue esa entrega en 1985?

Se entregaron los cuerpos de forma irresponsable, esto solo vuelve a abrir heridas. El acta de levantamiento dice que tenía un blazer beige y pedazos de un vestido roja. La reclamó el esposo. En el acta no especifica en qué piso fue encontrada; el fiscal me explicó que eso no determinar en qué piso la recogieron es porque a los funcionarios les decían que los pisos que se podían caer en cualquier momento, entonces recogían los cuerpos con palas y luego hacían actas de levantamiento. El esposo la reconoció por la ropa y por un brasier, esos fueron los elementos de individualización para identificación.

¿Ha podido ver imágenes previas de los restos?

Tenemos una foto. El cuerpo está bastante completo, en comparación con los demás que se han encontrado, no tiene vértebras dorsales, ni las costillas ni los pies. En la foto que me mostraron, el cráneo tiene varios dientes. Yo he insistido bastante en eso porque mi papá y una hermana de mi mamá entraron al Palacio de Justicia el 7 de noviembre a revisar entre los escombros, mi tía es odontóloga y conocía la estructura dental de mi mamá perfectamente. Mi papa me dice: ‘Nosotros estuvimos allá, revisamos todos los cadáveres, fuimos a Medicina Legal, no entiendo qué se nos pudo escapar’.  Al revisar los protocolos y las actas, me di cuenta de que en ninguno de esos documentos se habla de los dientes.

::General (r) Iván Ramírez, emblema de la inteligencia militar, a punto de entrar a la JEP::

¿El detalle de los dientes podría ser importante hoy?

Muy importante. Mi tía odontóloga está en Medellín y por eso retrasamos este acto con Medicina Legal hasta el jueves, para que ella pueda estar. A mí me pueden dar un huesito y yo tengo que decir que sí, que es ella, porque yo no sé de eso. Me han dicho que las veedurías internacionales duran hasta tres años, por eso me cojo de lo que me pueda decir mi tía, quien va a revisar la estructura dental de los restos que nos muestren. Además, los funcionarios de Medicina Legal son profesionales, quiero cambiar la posición tan confrontante con el Estado que he tenido este tiempo.

¿Sus restos están calcinados?

Los protocolos de necropsia lo mencionan, pero yo no lo he visto en las fotos. Falta ver en persona cómo están.

Sus abuelos no alcanzaron a conocer este hallazgo…

Mi abuela murió preguntando por mi mamá. Para mí lo más valioso era poder darle tranquilidad a mi abuela Bibiana. Ella desarrolló muchas enfermedades y falleció hacia el año 95, yo era un niño. Mis abuelos están en el cementerio Jardines del Recuerdo y ya me confirmaron que mi mamá también está allá.

¿Qué significa para usted la identificación de los restos de su madre?

Esta, en medio de todo,  también va a ser para mí la oportunidad de conocerla. Vengo a conocer a mi madre 34 años después. Es una diferencia enorme hacer el duelo de una desaparición forzada a poder verla tangible. Voy a conocer a alguien que no pude conocer. Afortunadamente crecí con mi madrastra, que es un ángel, pero no pude tener a mi mamá. Ya es un hecho que yo no puedo tener su amor. Estoy nervioso por lo que voy a ver, pero esta es, a la vez, la alegría de que ella pueda descansar en paz. Eso último me quita un piano de encima.

¿La Fiscalía aportó información sobre las circunstancias en que murió su madre?

En el protocolo de necropsia se habla de que había una bala con el cadáver, con los restos, y hay un informe de balística que dice que la bala no fue disparada sino que se toteó del calor. Era un proyectil de Galil, el que usó el Ejército. Por eso, quedé en las mismas sobre cómo fue su muerte. Con tantas irregularidades que ha habido en este caso, queda la pregunta abierta de cómo falleció. Sea lo que sea, allí (en la toma y retoma del Palacio de Justicia) se dieron crímenes de desapariciones forzadas y de torturas. Eso está claro.

Pero, ¿de ella hay imágenes o fotos que confirmen que salió con vida del Palacio?

Sinceramente, de mi mamá no hay reconocimiento de ese día. Nadie declaró cómo estaba vestida porque ella salía más tarde que mi papá, quien era floricultor y se iba muy temprano, por eso no la vio vestida ese día. Sin embargo, una tía mía dice: ¿qué comprueban entonces las llamadas amenazantes que recibió la familia? ¿Por qué nos llamaban a nosotros a hablarnos de Gloria? Aquí no hay nada claro.

¿Se siente preparado para ver a su madre en el estado en que se la van a mostrar?

No, no me siento preparado. Lo que sí me parece increíble es que esta oportunidad se haya presentado con mi papá y mis tíos con vida, pero siempre quedará la incertidumbre de cómo murió.

881826

2019-09-19T06:00:00-05:00

article

2019-09-19T07:31:36-05:00

dduran2_104

none

Diana Durán Núñez / @dicaduran

Judicial

“Vengo a conocer a mi madre 34 años después”: Juan Francisco Lanao

72

8798

8870