Verdad, el anhelo del expresidente de la Corte Suprema tras la entrega de María del P. Hurtado

César Julio Valencia, expresidente de la Corte Suprema de Justicia y víctima de las chuzadas, sostuvo que las interceptaciones fueron orquestadas desde la Casa de Nariño.

César Julio Valencia, expresidente y exmagistrado de la Corte Suprema de Justicia. /Cortesía Colprensa

Luego de que la exdirectora del DAS, María del Pilar Hurtado, se entregara ante las autoridades el pasado sábado, el expresidente y exmagistrado de la Corte Suprema de Justicia, César Julio Valencia Copete, se refirió a su detención y aseguró que tiene la esperanza de que Hurtado cuente toda la verdad.

Valencia Copete, quien fue víctima de las chuzadas durante su presidencia en la Corte, manifestó que el testimonio de la exdirectora del DAS aclarará la procedencia de las órdenes de los seguimientos e interceptaciones ilegales, que según el jurista, fueron orquestadas desde la Casa de Nariño.

El país sabe de dónde vinieron las ordenes: desde la Casa de Nariño (…) las interceptaciones y los seguimientos venían dispuestos desde la Casa de Nariño, que era la destinataria de lo que recaudaba María del Pilar Hurtado”, sostuvo Valencia en diálogo con Caracol Radio.

El jurista precisó que María del Pilar Hurtado recibía órdenes directas desde la Casa de Nariño e indicó que el origen de la persecución contra la Corte Suprema de Justicia obedeció a las investigaciones por parapolítica, especialmente contra el primo del entonces presidente Álvaro Uribe Vélez, Mario Uribe.

“La Corte Suprema de Justicia fue perseguida por la parapolítica. Por investigar a parapolíticos e indagar a congresistas como Mario Uribe, es cuando se viene la cacería feroz contra la Corte, que fue orquestada y dirigida desde la casa de Nariño. Todo esto es porque la Corte investigó a congresistas vinculados a la parapolítica, la mayoría de ellos afines al grupo de Uribe”; agregó el expresidente de la Corte Suprema de Justicia.

César Julio Valencia recordó que él fue la persona que en octubre de 2007, reveló que los integrantes de la Corte estaban siendo interceptados y víctimas de seguimientos: “María del Pilar Hurtado negó esto por escrito y esa es una de las pruebas de la Fiscalía para imputarle el delito de falsedad ideológica (…) si el DAS está adscrito a la presidencia, se imaginará a quién le rendía cuentas María del Pilar Hurtado”.