Vicepresidenta de Panamá dice que a María del Pilar Hurtado aún no se le puede extraditar

La decisión se dio porque el gobierno de Colombia hizo la solicitud, con los mismos fundamentos por los que anteriormente fue rechazada.

La vicepresidenta y canciller de Panamá, Isabel De Saint Malo de Alvarado, reconoció que su país está "un poco atado de manos" para proceder a la exdirectora del DAS, María del Pilar Hurtado.

En unas declaraciones al Canal 13 de la televisión local, la vicepresidenta explicó que "Panamá no puede, por ley, proceder a la extradición de Hurtado porque el gobierno de Colombia hizo la solicitud, con los mismos fundamentos por los que anteriormente fue rechazada" por el Gobierno panameño.

Insistió en que esa es la razón por la que se le ha pedido a Colombia una "aclaración" de su nueva solicitud, porque, tal como se envió en la segunda ocasión, después de que la Corte Suprema de Panamá declarase inconstitucional el asilo otorgado a la exdirectora del extinto Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), es "imposible" acceder a devolverla.

De acuerdo con la vicepresidenta, Hurtado ya fue notificada de la pérdida de su condición de asilo, mientras el Ministerio de Seguridad de Panamá tiene que hacerse cargo del caso a través del Servicio Nacional de Migración.

Acotó que tampoco puede ser capturada porque la Policía Internacional (Interpol) no ha elevado una orden de detención en contra de Hurtado con fines de extradición.

Hurtado está imputada en un caso de chuzadas telefónicas ilegales en Colombia durante el Gobierno de Álvaro Uribe (2002-2010).

La exfuncionaria debe responder ante la Justicia colombiana por varios delitos que se le imputan por su supuesta participación en los seguimientos e interceptaciones ilegales a periodistas, magistrados, congresistas y defensores de derechos humanos durante el Gobierno de Uribe.

A principios de julio la Corte Suprema de Panamá confirmó la sentencia que declaró inconstitucional el asilo otorgado en 2010 a la exjefa de inteligencia colombiana al rechazar la solicitud de aclaración del fallo, solicitada por el Ministerio Público panameño.