"Las víctimas de Ramón Isaza no han recibido ni una moneda de un peso"

Le solicitó a la Corte Suprema de Justicia que se rechace la solicitud de sustitución de medida de aseguramiento presentada por el excomandante de las Autodefensas Campesinas del Magdalena Medio.

La defensa de las víctimas del actuar delincuencial del excomandante paramilitar Ramón Isaza Arango, alias ‘El Viejo’ aseguró que después de ocho años sus clientes no han recibido una reparación integral por los hechos cometidos por las Autodefensas Campesinas del Magdalena Medio.

El abogado le solicitó a la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia que rechace la petición de sustitución de medida de aseguramiento presentada por la defensa de Isaza Arango, quien manifiesta que debido a sus múltiples enfermedades necesita un tratamiento especial por lo que pidió su traslado al municipio de El Doradal (Magdalena).

En este sentido manifestó que sería un mensaje equivocado para las víctimas ver a su victimario nuevamente en el lugar donde cometió tantos actos delincuenciales. “Sería una burla”, señaló el abogado al reiterar que ‘El Viejo’ no padece de ninguna enfermedad grave que obligue su traslado, indicando que en la cárcel La Picota donde se encuentra recluido cuenta con todas las garantías médicas.

En su recurso, pide que se deje en firme la decisión de la magistrada de la Sala de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Bogotá que negó la solicitud presentada por la defensa de Isaza Arango señalando que según el informe del Instituto de Medicina Legal que determinó que no presentaba ninguna enfermedad grave y los testimonios de las directivas del Inpec sobre el servicio y atención que se le ha prestado.

“Mis víctimas no han recibido una moneda de a peso”, aseguró el jurista al manifestar que el excomandante paramilitar está condenado por actos de barbarie cometidos en el Magdalena Medio. “No van a recibir con alegría o beneplácito que la justicia le otorgue este beneficio. Sería una sorpresa para ellas ver que su victimario está gozando una libertad en su propia casa”.

Finalmente aseguró que “por voluntad propia” Isaza Arango tomó la decisión de empuñar las armas y “vivir en la intemperie”, hecho por el cual el cuadro de enfermedades que padece en estos momentos es culpa de él, “Mis víctimas no tienen la culpa que esté enfermo”.