Víctimas del Palacio de Justicia, “maltratadas” por filtraciones sobre caso Plazas Vega

Noticias destacadas de Judicial

Los apoderados de las víctimas le pidieron a la Corte Suprema de Justicia que les informe qué se ha hecho internamente para detener e investigar las filtraciones a los medios de comunicación sobre el proceso de casación del coronel (r).

Los apoderados de las víctimas del holocausto del Palacio de Justicia le pidieron a la Corte Suprema de Justicia que les informe qué se ha hecho internamente para detener e investigar las filtraciones a los medios de comunicación sobre el avance del proceso de casación del coronel (r) Luis Alfonso Plazas Vega.

En el derecho de petición que se radicara ante el alto tribunal, se registran al menos siete casos de filtraciones a medios de comunicación que se habrían dado desde la Sala Penal de la Corte Suprema, donde se discute el futuro de Plazas Vega, condenado a 30 años de prisión por la desaparición de Carlos Rodríguez Vera, administrador de la cafetería del Palacio, y de la guerrillera del M-19, Irma Franco, durante los hechos del 6 y 7 de noviembre de 1985.

En esas notas de medios de comunicación se dan detalles sobre la discusión que hay al interior de la Sala Penal de la Corte. Se especula, por ejemplo, cómo quedaría la votación de los magistrados alrededor de la ponencia, que se inclinaría hacia la absolución de Plazas Vega, y se dan fechas en las que se conocería el fallo definitivo. Esa información, se señala, provendría desde personas vinculadas al proceso.

“Las recurrentes y sistemáticas filtraciones de información han generado en los familiares de las víctimas profundos sentimientos de angustia, incertidumbre, desazón y desconfianza, experimentando a la vez sensaciones de maltrato y revictimización”, dice el derecho de petición firmado por los abogados Jorge Molano y Germán Romero, en representación de las víctimas.

En el texto, además, se citan pronunciamientos de organismos internacionales como la Corte Interamericana de Derechos Humanos, en los que se concluye que “es deber de las autoridades proteger a las víctimas de desaparición forzada contra todo acto de maltrato”.

“La forma en que se ha filtrado la información desde personas que participan de las deliberaciones y tienen acceso a la ponencia, comporta una intención dolosa de generar daño, de generar maltrato y prolongar la crueldad a la que han sido sometidas las víctimas”, se lee en el derecho de petición.

En medio del pronunciamiento de las víctimas del holocausto del Palacio, este miércoles se reanudará la discusión de la ponencia del magistrado Luis Guillermo Salazar que definirá el futuro de Plazas Vega, y que está en consideración de la Sala Penal de la Corte Suprema desde hace un año.

Comparte en redes: